fbpx

BANNER HERO XPERIENCE

Nacional
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

No importa qué manejes, bicicleta, moto, carro, bus, camión, etc. Es una realidad que muchos sufrimos.

La psicología del tráfico es una ciencia que estudia cómo las personas conducen, para darse cuenta de que pueden controlar lo que sucede a su alrededor, existe una perspectiva psicológica al conducir, centrándose en cómo pueden evitar situaciones peligrosas al ser conscientes de la carretera y sus alrededores.

¿Qué es la psicología aplicada a la conducción?

La psicología se centra en el comportamiento humano. Si bien la conducción es una actividad que implica mucho comportamiento humano, también es una actividad práctica.

Según los expertos, las personas tienden a conducir de dos maneras diferentes: siguiendo un algoritmo específico o creando el algoritmo ellos mismos. Los estudios muestran que los conductores que son más conscientes de sus acciones mientras conducen tienen más probabilidades de tener tasas de accidentes más bajas.

¿Qué impacto real tiene conducir en la salud mental?

El vínculo entre conducción y salud mental no se puede negar. Hay muchos estudios que muestran cómo los automóviles pueden contribuir al desarrollo de ansiedad, depresión, abuso de sustancias, entre otras afecciones. Se ha estudiado desde la década de 1940. De hecho, se han realizado estudios que muestran cuán potencialmente peligrosas pueden ser las distracciones para la salud y seguridad en la carretera.

Anuncio

ANUNCIO NAYASA 10

Lea también: Más detalles sobre la Royal Enfield Himalayan 450

Un estudio realizado por la American Driver Association del año 2020, demostró que los conductores que se encontraban bajo situaciones como hablar por teléfono, o estar más distraídos al volante, tenían más probabilidades de sufrir un accidente de automóvil, que aquellos que conducían en silencio. Esto demuestra que la distracción es peligrosa para la salud al volante.

Recomendaciones desde la psicología de la conducción:

Concentrarse en una tarea a la vez al conducir

Conducir requiere toda la atención. La forma en que se conduce puede tener un gran impacto en la vida de otras personas.

Hacer varias cosas a la vez al conducir puede ser peligroso y provocar accidentes. Siempre es útil concentrarse para que pueda mantenerse seguro y aprovechar al máximo el viaje.

Distracciones, las mínimas al conducir

Pueden ser fatales y provocar accidentes graves, son un problema común para muchos pilotos en el tráfico o en largas distancias. Esto se debe a que se distraen cuando se aburren fácilmente. La mejor y más segura opción es poner toda la atención en la carretera siempre.

Mantener la calma en situaciones de estrés gracias a la psicología del tráfico

Hay formas de lidiar con los incidentes de tráfico y para alguien que no está acostumbrado, puede ser difícil.

Es importante que sepan mantener la calma en situaciones de tráfico, así pueden reaccionar adecuadamente y evitar accidentes. Algunos tienden a explotar en los trancones, se tornan muy agresivos, mientras otros, tratan de no pensar en el problema y dejan pasar el tiempo.

El primer paso para mantener la calma es estar atento. Si es consciente de lo que sucede a su alrededor, podrá reaccionar si es necesario.

Clasificación de tipos de accidentes en las que afectan factores psicológicos

1. Conducción irresponsable: hablar en la conducción, fumar, ingerir drogas, alcohol o fármacos en la conducción, etc.

2. Conducción agresiva: Hacer carreras en las vías públicas, cambios bruscos en la velocidad, adelantar sin mantener distancias, etc.

3. Conducción descortés: No indicar los giros con las direccionales, detenciones y adelantamientos intempestivos, no dar luces durante la noche, etc.

4. Posición incorrecta: circular por carril inadecuado, no ceder el paso, no respetar las señales, etc.

5. Conducción entorpecedora: Quienes van de paseo en rutas rapidas, conductores lentos que no dan paso, que no les importa generar trancones, etc.

6. Conducción autosuficiente: No dar preferencia de paso, vehículos rápidos, etc.

7. Conducción con visibilidad restringida: Ingerir fármacos o drogas, manejar en situaciones de escasa visibilidad en la carretera debido a la lluvia o niebla, etc.

8. Conducción descuidada: Cerrar el paso y dificultar maniobras, no usar los espejos retrovisores.

9. Agresividad en la conducción: es uno de los factores por los cuales se producen más accidentes de tráfico. Un indicador muy común son el uso frecuente del pito, gestos y comentarios exagerados. Estas manifestaciones agresivas las muestran todo tipo de conductores y no sólo aquellos con especiales rasgos agresivos.

Anuncio

CRC-ARTICULOS

Le puede interesar: Recuperaron 1.700 partes de motos robadas en Medellín

La personalidad tambien es un aspecto determinante en la conducta de la conducción, se ha llegado a la conclusión de que los factores que más influyen en los accidentes de tráfico suelen ser de tipo temperamental y de carácter; el mayor número de accidentados suelen manifestar cierta inmadurez de su personalidad, humor, actitud de riesgo, osadía, comportamiento arbitrario y descontento en alguna faceta de su vida familiar, laboral o personal.

Manejar tiene estrecha interdependencia con los componentes afectivo - emocionales (motivos, sentimientos y emociones) que rigen el comportamiento humano. Son muchos los factores personales, subjetivos, emocionales y situacionales que pueden intervenir en cada uno de los momentos de la conducción, incrementando el riesgo de accidentes.

El estrés o la depresión afectan cada vez más a la población y, sin lugar a duda, son enfermedades que tienen gran incidencia en el manejo.

La depresión tiene un efecto directo e inmediato al conducir, por ejemplo: disminución de atención, tendencia al suicidio, alteraciones en el sueño, aumento de ansiedad e irritabilidad, aumento de fatiga o disminución en la capacidad de decisión y alteraciones sensoriales.

Anuncio

ANUNCIO AKT NKD 125

Lea también: Zontes clarifica que no copió el motor 3 cilindros de Yamaha

Otra de las enfermedades anteriormente descritas es el estrés, se caracteriza por una primera fase de alarma, en esta primera etapa se activa el hipotálamo, la corteza cerebral, la formación reticular, el sistema límbico, el sistema nervioso autónomo y el sistema endocrino. Esto genera mayor capacidad de reacción, mejora los umbrales sensoriales, potencia los mecanismos de alerta y aumenta las funciones vitales. Estos efectos no deberían ser perjudiciales para la conducción, sin embargo, implican un mayor nivel de agresividad y comportamiento competitivo, impaciencia, propensión a una conducción temeraria, tendencia a tomar decisiones arriesgadas y, en general, una mayor inclinación a no respetar las señales y las normas de circulación.

Si se tiene estrés se debe conducir con prudencia y lo mejor es acudir a un especialista en este tipo de trastorno.

¿Qué opina de la salud mental en el manejo? ¿Alguna vez ha manejado estresado o deprimido? ¿Alguna vez ha sufrido un accidente por adoptar una conducta de riesgo como las que enumeramos? Nos interesa su opinión en Publimotos.

Le puede interesar: Imagínese un hombre-motocicleta ¡Conózcalo aquí!

Anuncio

ANUNCIO AUTECO APACHE RR310

DESCARGA AHORA MISMO NUESTRA APP

Usuarios IphoneUsuarios Android

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar