Estás leyendo...

Prueba Skuty ST de Stärker: Movilidad eléctrica intuitiva y segura

ECO-Pruebas





 Auteco, ensambladora líder en ventas de motocicletas de combustión, decidió darle una mirada a las alternativas de movilidad, para lo cual incursionó en la era de vehículos eléctricos. De esta manera bajo la marca Stärker brindará un completo portafolio de productos y servicios para el mercado en tres segmentos: bicicletas con pedaleo asistido o eléctricas, motociclos (Skutys) y motocicletas eléctricas.

BK1P0355abPara esta ocasión hemos decidido abordar uno de los modelos con pedaleo asistido, el Skuty ST, una propuesta a modo de scooter que ofrece un conjunto de prestaciones interesantes para los desplazamientos cortos e inter-urbanos, entre los que se destacan la facilidad de manejo, autonomía y la practicidad del sistema de carga.

Estética

Es un atractivo motociclo con aspecto de scooter pequeño, carenado de reducidas dimensiones, formas amigables y buenos acabados en general; presenta buena densidad en sus plásticos y pocos espacios en las intersecciones de las piezas que lo componen.

Incorpora un maletero de serie, que se integra muy bien con el conjunto (permitiendo llevar objetos no muy grandes, además del cargador), sujetado por una parrilla que facilita la manipulación del tren posterior. La farola está integrada a la dirección, de esta manera la luz nos acompaña al hacer los giros; esta, al igual que las direccionales y stop, llevan bobillos halógenos, pero al frenar, se enciende una sección de LED integrada dentro de la carcasa.

En tablero de instrumentos es bastante básico y compacto, basado en una pequeña pantalla digital nos muestra: velocidad, carga de batería, direccionales y odómetro. Dentro del escudo frontal encontramos una práctica guantera que queda bajo llave, asimismo un útil gancho para paquetes.

BK1P0434abMotor

Este ciclomotor se impulsa gracias a un motor HUB, que se ubica y hace parte interna de la rueda trasera, cuenta con una potencia de 500 Watts. A su vez es asistido por un juego de pedales, que contribuyen en minimizar el uso del motor, claro está, si se hace uso de ellos. Se alimenta por un pack de cuatro baterías de ácido - plomo, de 48 voltios y 12 amperios.

Comportamiento en la ruta

Si bien la apariencia a lo dejos es de un scooter de baja cilindrada, el comportamiento y tamaño difieren bastante. Aunque mi estatura no me favorece para este tipo de vehículos (1.87mts) y menos mi contextura corpulenta. (93Kg). Era interesante vivir la experiencia y poderla transmitir en esta prueba. Sin más preámbulos, procedí a recoger el Skuty en uno de los concesionarios especializados de Stärker, de tamaño muy reducido, como lo mencioné antes, pero muy completo en accesorios, similar a cualquier motocicleta. Luego de recibirlo y analizarlo exteriormente encontré de inmediato un aspecto interesante en seguridad, al estar con la muleta o sobre el caballete central, inhabilita la posibilidad de acelerar (recordemos que los vehículos eléctricos al estar encendidos no generan ningún tipo de sonido) un valor importante al dejar el swicht abierto, en lo personal ya tuve un percance por esta razón.

Al iniciar la marcha y algo incómodo al sentirme grande sobre él, me dediqué a lo mío, analizar y sentir las sensaciones mecánicas y de comportamiento que me pudiera ofrecer este modelo. Inicialmente la posición de manejo fue cómoda, no tuve problema con la flexión de las rodillas al situar los pies sobre el pequeño piso del Skuty, aunque me sentí mejor al descansar los pies sobre los pedales. La dirección tiene un generoso alguno de giro, superior a cualquier scooter de combustión. La silla aunque no es muy blanda, si es más cómoda que una bicicleta.

Durante la marcha se siente que sale con fuerza, aunque es muy noble en su entrega y fácilmente controlable; rápidamente llega a los 20 km/h y alcanza una velocidad máxima aproximada a los 30 Km/h, aunque no concuerda con lo mostrado en su tablero, que siempre apunta estar sobre los 32Km/h así vayamos mucho más lento.

BK1P0408abComo anécdota, en nuestra sesión de fotos y video, para la persona que sirvió de modelo fue el primer contacto con un vehículo así, tampoco había manejado moto, luego de una capacitación teórica inicio la práctica, sorprendido y muy alegre bajo después de hacer sus primeras vueltas, la velocidad que alcanzó es muy segura y la conducción muy intuitiva, lo cual mejoró su experiencia, el primer comentario fue: “cuanto y dónde se puede comprar”. También hubo la oportunidad de situar un pasajero, la potencia de salida no se vio afectada, pero hubo incomodidad al no contar con unos posapies para el acompañante. Con una estatura media y bajo peso se desenvuelve bien, aunque se disfruta mejor en solitario.

Volviendo a nuestro análisis, encontramos un chasis que permite el transito sólido, sin elongaciones ni muestras de elasticidad molestas, lo que consiente un buen paso por los trazados. Las suspensiones por su parte son telescópicas adelante, de muy poco recorrido, al pasar por protuberancias lo mejor es bajar la velocidad y cruzar suavemente para no perder estabilidad, ya que transmite muy fácil cualquier anomalía; del mismo modo, se puede ver comprometido el rin al comprimirse totalmente la suspensión, situación que genera un gran castigo en nuestro cuerpo. Por su parte, el doble amortiguador trasero confiere una absorción más oportuna y mejor sensación de confort.

Las llantas con rines de lujo de 12 pulgadas, presentan mecanizados sobre sus cinco aspas dobles, portan cubiertas sellomatic. El conjunto de frenos de banda resultó efectivo para el impulso máximo que logra, con mayor seguridad atrás, pero con algo de rigidez al apretar las levas.

BK1P0428abEl conjunto tan solo generó unos leves sonidos en marcha, uno en parte por las vibraciones que provoca la suspensión rígida adelante en los plásticos, y otro, atribuido al paso de la cadena que llevan los pedales al engranaje trasero; esta relación es de uno a uno, lo que quiere decir que ambos piñones comparten el mismo número de dientes, que sin el motor encendido se pedalea mucho y avanza poco con el fin de mover el peso mejor, una buena opción en caso de emergencia y no contar con carga.

Finalmente, el recorrido fue exactamente de 40 kilómetros, en condiciones de terreno plano y asensos de cuatro puentes vehiculares, aún quedaba aproximadamente un 10% de carga, lo cual aumentaría la autonomía, pero se recomienda no agotarla totalmente.

La velocidad promedio estuvo entre 20 y 25 kilómetros, con el acelerador a fondo, lo cual es suficiente para desplazarnos con seguridad por la ciclorutas, donde claramente me vi superado por las bicicletas convencionales. Esto me dejo una perspectiva diferente de movilidad, se optimiza el recorrido, pese a su poca velocidad se evitan los congestionados carriles automotores, estamos menos expuestos a ser arrollados por las vías principales y lo mejor de todo, no me vi comprometido en mi integridad, respetando oportunamente las intersecciones y los demás usuarios de los bici carriles. Lo que demuestra que con una buena cultura y responsabilidad el vehículo no representa un riesgo y si una excelente manera de movilizarnos económica y ecológicamente.

Consumo

Luego de finalizar nuestro recorrido, procedimos a realizar la carga, para lo cual este modelo está dotado de una batería que se pueden extraer con dos manijas, ubicado en el compartimiento bajo el asiento y, aunque es pesado, lo podemos recargar de manera portátil, desconectando tan solo un cable. El resultado después de 6 horas fue de 1.1 Kw. Un consumo supremamente bajo y muy económico.

Lo cual nos arrojó un promedio de 36,3 km por cada kWh. Esto traducido en dinero en nuestra factura de energía equivale a:

• En estrato 1 a $ 209,30
• En estrato 2 a $ 261,63
• En estrato 3 a $ 401,91
• En estrato 4 a $ 472,83
• En estrato 5 a $ 567,40
• En estrato 6 a $ 567,40
• En estrato NO residencial a $ 572,04


Conclusión

BK1P0414ab


El Skuty ST, es un híbrido eléctrico entre la bicicleta y ciclomotor, hereda el espíritu pionero y la simplicidad de los scooters para que moverse sea una experiencia muy parecida a la de ir en bici sin pedalear y sin llegar a ser una moto. Tiene valores medioambientales, como la ausencia de ruido y cero emisiones de gases. Diseñado para un viaje tranquilo y cómodo, el Skuty ST tiene la opción de usar pedales, que le permiten asistir al motor eléctrico cuando sea necesario. Además, me pareció muy positivo el comportamiento, más concebido para traslados por vías alternas o el uso de ciclorutas; un vehículo muy intuitivo, que permite fácilmente al usuario adaptarse y tener una experiencia agradable de conducción, sin representar un riego para los demás actores viales.

VIDEO PRUEBA

 

 

Ficha técnica:

TIPO DE MOTOR HUB
POTENCIA          500W
VELOCIDAD MÁXIMA    30km/h
AUTONOMÍA    40 Km
TIEMPO DE CARGA 6 - 8 h
SUSPENSIÓN DELANTERA Telescópica hidráulica
SUSPENSIÓN TRASERA Doble amortiguador
PESO EN SECO  66 kg
DIMENSIONES Largo 1770 mm, Ancho 710 mm, Alto 1250 mm

Precio: $2.790.000
Colores: Blanco, rojo, azul y gris plata

Satisfactorio:

• Bajo peso
• Autonomía
• Consumo
• Maletero y guantera
• Batería extraíble
Por mejorar:
• Suspensión delantera de poco recorrido y rígida
• Cuenta kilometro parcial
• Posapies para acompañante


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar