Estás leyendo...

Las bicicletas y ciclomotores eléctricos se tomaron a Bogotá

Normatividad

Las bicicletas y ciclomotores eléctricos se tomaron a Bogotá

¿Las reglas del juego están claras?

 

bicicletas electricas

Las bicicletas eléctricas y motociclos, han tomado una mayor participación en Bogotá y el mercado nacional, sin embargo, parecen tener un futuro no muy claro. Por un lado gran parte de la población desconoce sus características, permisos y los beneficios que ofrecen a muchos ciudadanos; y por otra parte, sufren en cierto modo la persecución de los medios de comunicación, donde se estigmatizan por hacer uso de los bicicarriles. A esto se le suma la poca reglamentación por parte del gobierno nacional y la falta de conciencia del Ministerio de Transporte en reconocer el buen aporte que hacen estos vehículos a la movilidad, en un momento de crisis para los sistemas de transporte urbano.

Si bien es cierto, estos nuevos vehículos contribuyen en el cuidado del medio ambiente, pero más allá de lo ecológico son amigables con el bolsillo, y esto llama la atención, teniendo en cuenta las elevadas tasas del combustible, los precios del transporte público, la incomodad y las incesantes congestiones en las principales vías de la ciudad; sin duda, para muchos usuarios este tipo de artefactos son la solución perfecta para mejorar su calidad de vida.

De este modo, queremos dar una mirada a esta temática y darles a conocer aspectos acerca de la importancia de esta nueva legión de vehículos eléctricos.

Usuarios:

Según las estadísticas un 40% de usuarios son hombres y un 60% mujeres. El  transporte diario al trabajo cuenta con el mayor porcentaje de uso, en segundo lugar, llevar los niños al colegio y en  tercer lugar, recorridos de corta distancia realizados por personas de la tercera edad.

Lo que debería saber:

Realmente se desconoce el aporte en función social ya que permite a personas en condiciones de discapacidad y vulnerabilidad trasladarse de un lugar a otro de manera segura, en especial, al hacer uso del sistema de ciclo rutas. Surge la duda, ¿qué pasará con esas personas nerviosas, los que transportan sus niños a la escuela, los de la tercera edad?, entre otros tantos que usan los bicicarriles de manera segura y que tendrían que empezar a compartir en las vías con carros al implementar una ley que lo ordene.

IMAGEN 16554024 2

Características a tener en cuenta:

Técnicamente estos vehículos, en especial los que implementan pedaleo asistido, circulan a baja velocidad, entre los 25 y 40 Km/hora, aunque según la tecnología pueden exceder esta última. Pero los fabricantes y distribuidores consiguen limitar su velocidad, algo que no puede hacerse en una bicicleta convencional, que conducida por una persona promedio y actividad física frecuente, puede sobrepasar fácilmente los 40 km/h de velocidad sostenida.

Ambos dependen de un buen sistema para su detención, en los que entran a jugar las leyes de la física. Todo objeto en movimiento posee una cualidad que lo hace ejercer una fuerza sobre todo cuando se le intenta detener. Cuanta mayor sea la rapidez con que se desplaza, más difícil será detenerlo. Además, cuanta mayor masa tenga, más difícil será pararlo. Es claro que el objetivo no es centrar la polémica en cuánta velocidad alcanzan, sino a qué velocidad promedio es recomendado hacerlo con el fin optimizar su uso en los carriles preferenciales.

Los choques simples que se han presentado, son atribuidos a quienes no hacen un buen uso del medio que manipulan, carecen de mantenimiento, exceden la velocidad e irrespetan las intersecciones; que al igual que en otros medios, conducen bicicleta sin el menor respeto por los demás y se abstienen de usar protección, esto deja en claro que realmente el vehículo no es el problema, es quien lo conduce.

Paola Manrique, gerente de Bicicletas Electrika declaró al respecto “Hay una confusión en el mercado, en donde se están mezclando las motocicletas eléctricas, con las bicicletas eléctricas, ya que las bicicletas eléctricas no cuentan con las mismas especificaciones técnicas de una motocicleta eléctrica, o una de gasolina.” Además agregó “El hecho que algunas bicicletas eléctricas cuenten con un tipo de carenaje y que el diseño sea muy parecido al de una motocicleta, estas no están diseñadas para alcanzar y soportar altas velocidades, las prestaciones son diferentes y no cuentan con una gran potencia. En consecuencia, este tipo de producto presenta un muy bajo índice de accidentalidad y de riesgo para la integridad o seguridad de las personas en general”.

bicicleta electrica chile

Los beneficios:

Dentro de sus prestaciones encontramos valores que las postulan como una alternativa efectiva para a la movilidad

• Economía en el consumo y el mantenimiento.

• Ahorro de dinero en el transporte diario.

• Agilidad en los desplazamientos, sin ser riesgoso y evitando los trancones (lo que permite ahorro de tiempo).

• Favorece a personas con deficiencia física.

• Menor desgaste y pérdida de energía para ir al trabajo, comparada con una bicicleta convencional.

• Confort, ofrece un sistema de amortiguación y sillines acolchados.

• Brindan seguridad al conducir de noche, al contar con sistema de luces, direccionales y pito.

• Menores emisiones de gases y auditivamente no contaminantes.

• Posibilidad de transportar paquetes.

• Incorporan sistemas de frenado efectivos y avanzados.

• Son relativamente fáciles de recargar, se pueden conectar a una toma corriente normal de 110V.

• La facilidad de manejo, mandos, peso, altura y geometría, permiten aprender intuitivamente.

Pero, ¿qué se pasa con la reglamentación?

Se ha especulado mucho al respecto, atacando en ocasiones, pero llegando al mismo punto, los vacíos aún existen para este tipo de vehículos. En entrevista con La F.M. en abril de 2016, el secretario de Movilidad de Bogotá, Juan Pablo Bocarejo, afirmo que la administración distrital empezaría a realizar operativos para que los usuarios de bicicletas con motor dejarán de circular por las ciclorutas o carriles especiales. Lo que hace suponer que serían enviados de manera irresponsable a que transiten por los carriles mixtos de las calles. Según esta medida, se tomó por que no circulan con una velocidad frecuente, bloqueando la normalidad de estas rutas. No obstante, ¿será que hubo un estudio serio al respecto? “Si usted va a una velocidad a 10, 15 kilómetros por hora, no pone en riesgo a ningún ciclista, pero si usted aumenta la velocidad pone en riesgo a los demás usuarios, no es un modo compatible”, afirmó Bocarejo.

bicicleta electrica china

Se plantean medidas arbitrarias

Los gestores del proceso de reglamentación, pretenden adoptar básicamente la norma europea, sin tener en cuenta las condiciones topográficas de Colombia, por ejemplo, dice que los motores no deben ser de más de 250 Watts de potencia, para ser considerado bicicleta eléctrica y que el resto se clasificaría como una motocicleta y seria regida por estas normas, sin tener en cuenta que disponemos de ascensos que requiere de una mayor potencia, ojo, no mayor velocidad, un promedio de 20-25 Km/h es un límite sensato.

También se plantea la implementación de matrícula, SOAT y licencia de conducción, como requisitos a los productos que cuenten con más de 250 Watts, la clasificación para la matricula sería tomada como motocicleta. De este modo no existe previamente un estudio de índice de accidentalidad para lograr la categorización del tipo de SOAT requerido.

Asimismo esta resolución está Incluyendo una revisión técnico mecánica, para la cual, ningún centro de diagnóstico automotor CDA está preparado y que hoy en día ni siquiera cuenta con dicha revisión para las motocicletas eléctricas que sí cuentan con matricula y SOAT. Por otra parte, no se generan incentivos en el uso de energías amigables en los vehículos, podría haber preferencias en el pago de impuestos.

bicicletas electricas civico

Conclusión

Claramente sus características, no representan un riesgo para la sociedad. Se deben normatizar sí, pero de manera justa y estratégica, sin perjudicar a los propietarios que se benefician de este sistema y para quienes ven en estos productos su futuro medio de movilidad. El problema no es de velocidad, es de educación. Un mejor nivel de concientización de las normas harán de las ciclorutas, un espacio de tolerancia junto a los peatones y bicicletas tradicionales. Pero desaforadamente nuestro gobierno prefiere restringir que educar. Mandar las bicicletas asistidas y motociclos a compartir la infraestructura vial con los vehículos tradicionales es condenar al trancón eterno a Bogotá y elevar la accidentalidad poniendo más vidas en peligro.

Lo invitamos a visitar nuestra página:

AnuariodelMotociclista.com

Donde podrá encontrar todo lo que necesita para su moto y para su negocio.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Continental mod

Anuario AM

Chaoyang

Kixx