Más impuestos para las motos

Mundo
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

La Asociación de Motociclistas de Colombia, ASOMOCOL, comparte con profunda preocupación las recientes adiciones a la Reforma Tributaria, que hace trámite actualmente en el Congreso de la República.

 

El proyecto de Reforma Tributaria, originalmente radicado por el Gobierno Nacional ante las Comisiones Terceras del Congreso, no incluía inicialmente nuevos impuestos para las motos; sin embargo, el 5 de diciembre fue radicada y aprobada en primer debate, una ponencia en la que se incluyó un IVA del 19%, además, un nuevo impuesto al consumo del 8% para todas las motocicletas. asomocol
 Recordemos que en la reforma tributaria de 2012, se había excluido de este impuesto a las motos de menos de 250cc y según datos suministrados por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo - Dirección de Comercio Exterior, en el informe del PIN, la gran mayoría de motocicletas que circulan en Colombia son de menos de 200cc. Estos datos reflejan que en nuestro país las motos son el medio de transporte mayormente utilizado por las clases menos favorecidas (estratos 1, 2 y 3), y en más proporción en zonas rurales.

Así las cosas, si se llegan a aprobar estos nuevos impuestos, lo cual al parecer ya es un hecho, toda vez que solamente queda pendiente el debate en las plenarias de Cámara y Senado (programado para el próximo 15 de diciembre), se estaría atentando directamente contra la calidad de vida de más de 14 millones de colombianos, si tenemos en cuenta los acompañantes de los conductores o propietarios de estos vehículos (más de 3.6 millones de hogares, lo que representa el 26,1% del total de familias nacionales 1) que tienen como único medio de transporte para ellos y sus familias una motocicleta. Con esta acción, el Gobierno Nacional de manera incoherente y casi que radical, sin aceptar discusión alguna, asalta el bolsillo de los colombianos de bien para recaudar alrededor de 7,1 billones de pesos, mientras deja pasar a sus espaldas gigantescos desfalcos como el de la Refinería de Cartagena por $8,5 billones, desfalco del cual hoy en día no hay responsables, solo por citar un ejemplo. 

Según encuestas realizadas por las diferentes ensambladoras, el 98,1% de las motos en Colombia son empleadas como vehículos de trabajo y transporte, por personas de bajos recursos, tan sólo el 1,9% restante es empleado para recreación o deporte. De acuerdo con la misma fuente, el 85% de los usuarios de moto pertenecen a los estratos 1, 2 y 3; también se determinó que el 93,8% de los motociclistas son empleados, trabajadores independientes o estudiantes; ellos serán quienes al final deban asumir los incrementos en los costos de los productos que adquieran como: servicios de telefonía, navegación móvil y servicio de datos; comidas y bebidas; y ahora también las motocicletas.

IMPUESTOS 2¿Qué significa todo esto? Que la calidad de vida de muchas de estas personas, quienes utilizan la moto como herramienta de trabajo, para actividades de mensajería, reparto de correo y periódicos, domicilios y otros oficios de importancia para la vida diaria; así como aquellos que tenían en sus planes comprar un vehículo de estos para ingresar a la cadena productiva del país, verán truncados sus sueños de conseguir el sustento para sus familias de manera honrada. Analicemos el siguiente ejemplo: el salario mínimo básico durante 2016 fue de $689.454. Para adquirir una motocicleta que, en promedio, cuesta $3.5 millones (IVA de 16% incluido), la persona necesita 5 salarios. Con los nuevos impuestos propuestos, el precio final de la misma motocicleta asciende a $3´831.590 (IVA del 19% e Impuesto al Consumo del 8%), lo que significa destinar 5.6 salarios, sin incluir el costo de financiamiento. Esto representa finalmente un incremento en los costos de una motocicleta nueva para los consumidores, del 27%.

Definitivamente gravar con más impuestos a la clase trabajadora es una política errada, que va en contravía del famoso proceso de Paz, pues bien podría desencadenar toda una revolución popular, porque llegará el momento en que los ciudadanos no aceptarán tanto abuso con ellos, mientras que ‘los ladrones de cuello blanco’ hacen de las suyas con los recursos de todos los colombianos. El Gobierno Nacional debería estar buscando sus recursos atacando y previniendo la corrupción, que es uno de los más grandes males que vive Colombia, es por culpa de la corrupción, la ineficiencia y complicidad de los gobernantes de turno, que los ciudadanos estamos siendo golpeados en nuestra calidad de vida. Las motocicletas son un instrumento de trabajo netamente popular, no la caja menor de la nación.

Respetuosamente invitamos a los ponentes, al Gobierno Nacional y a los Honorables Congresistas, para que reconsideren seriamente la implementación de estos nuevos impuestos; aún están a tiempo de evitar causarle mayores daños a los ciudadanos y a la economía Nacional. Estos puntos deben ser retirados de la Reforma Tributaria toda vez que en este ítem no encontrarán un recaudo significativo para cubrir las voraces exigencias de la corrupción y una burocracia desmedida, que solo incrementan las desigualdades que ya en el pasado originaron un conflicto que se encuentra ‘ad portas’ de terminar.

¿Quiénes serán los congresistas que a última hora incluyeron estos impuestos y cuáles serán sus verdaderos intereses?

(1 Encuesta de Calidad de Vida. 2015)

Tal vez pueda interesarle ...

 

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar

pantalon-para-motociclistas-jaque-mate-publimotos