Apache 200 Race Edition

Curiosidades
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

¡Me da gran gusto compartirles y motivarlos con el sin igual mundo de Turquía!  Si, Turquía el enigmático y grandioso país cuya geografía privilegiada en los estrechos del Bósforo y Dardanelos separa Asia de Europa.

LA FELICIDAD NO ES UN DESTINO, ES LA ACTITUD CON LA QUE SE VIAJA POR LA VIDA”

…. “Los troyanos, al ver el gigantesco caballo a sus puertas pensaron que era una ofrenda a los dioses y que los griegos después de diez años de asecho a su ciudad finalmente se retiraban; ¡entonces abrieron las puertas de la muralla para ingresar la gran ofrenda…y ahí fue Troya!”

¡Me da gran gusto compartirles y motivarlos con el sin igual mundo de Turquía!  Si, Turquía el enigmático y grandioso país cuya geografía privilegiada en los estrechos del Bósforo y Dardanelos separa Asia de Europa. El país del impresionante Imperio Otomano que llegó a ser el segundo imperio más grande en la historia de nuestro magnífico planeta. El país en donde aparecieron los primeros asentamientos humanos en el mundo. El país de la montaña llamada Ararat, la más alta de este país, en donde sí se ponen de acuerdo cristianos, judíos y musulmanes de que allí yace el Arca de Noé… Turquía recibe más de 33 millones de turistas al año. Saben Uds queridos amigos, cuantos turistas entran al año a Colombia?

Son tantos los lugares a visitar, las historias y cuentos que se han tejido, y se siguen tejiendo en este interesante país, que no dudo ni un momento en ser agradecido con la vida por dejármelo recorrer, obviamente en motocicleta y en compañía de mi guerrera esposa Anabella.

Los viajes convencionales en avión se concentran básicamente en los lugares de destino. Pero hasta ahí, no se describe nada nuevo en la forma de viajar. Pero cuando uno se decide por una AVENTURA EN MOTO “los destinos” se enfrentan a las mil y una “peripecias del camino” para arribar… en el mejor de los casos al lugar pre destinado. El viajar en moto conlleva todo un mundo de adrenalina, paisajes y experiencias, lo sabemos todos, pero en el caso de Turquía hay que sumar a lo anterior, la descomunal trascendencia de su historia.

“Muy bien montados” nos sentimos todo el tiempo a bordo de nuestra BMW 800 GS Adventure, satisfizo nuestras expectativas moteras. Resultó más cómoda para dos personas que la 800GS estándar que habíamos utilizado en anteriores viajes. Los dos modos de ajuste electrónico a la suspensión (Road o Enduro) optimizan el control de tracción. Pero si bien los avances tecnológicos se sienten, lo que más disfrute fue la capacidad del tanque de gasolina, con sus 6.3 galones de combustible nunca volvimos a padecer las angustias de quedar varados “en la mitad de la nada”.   Esta moto nos garantizó confiabilidad y seguridad a lo largo de diez mil emocionantes kilómetros (ver mapa). Las tres maletas de aluminio resultaron mucho más cómodas y prácticas que las maletas de material plástico. Para llegar al mundo turco cruzamos cuatro países, iniciando en España siguiendo por Francia, Italia y Grecia. El regreso fue cruzando nuevamente Grecia para seguir al norte por Albania, Montenegro, Bosnia Herzegovina y Croacia. En todo este viaje utilice principalmente para navegar por las carreteras y caminos  el GPS del Google Maps de mi celular (Huawei). Durante años utilice el confiable GPS Garmin, pero introducir las direcciones es muchísimo más rápido y fácil con Google Maps utilizando cualquier marca de celular, así que el Garmin está buscando museo… solo lo utilice al entrar a Turquía, en Albania, Montenegro y en Bosnia Herzegovina. La ruta de ida y vuelta la organizamos minuciosamente en base a los mapas de www.viamichelin.es. Olvidados y también buscando museo quedaron los tradicionales mapas impresos en papel, quienes nos aportaron excelente ayuda en pasados trotes. La tarjeta SIM de mi celular es española, esta sirve para todos los 28 países de la Unión Europea. De esta manera solo en Turquía compramos una SIM.

Comenzamos y finalizamos nuestra correría motera en la especial y linda población mediterránea de Denia, al sur-este de España. Fueron dos meses de travesía en los que cruzamos 10 países y dos continentes con sus respectivos dialectos, gastronomía, carreteras, arquitectura, arte, idiosincrasias, monedas, costumbres, religiones, gobiernos, sociología, historia, moda y mil vainas más. Recibimos a borbotones todo un mar de historias, cuentos y leyendas que se remontan a miles de años antes de Cristo. Queridos amigos, nada mejor que vivirlos en nuestras dos ruedas motorizadas!

Teniendo en cuenta que la especial revista Publimotos me ha publicado anteriormente artículos moteros sobre diversos países europeos, en esta edición y con gran esfuerzo me logré contener para escribir básicamente sobre nuestra correría por el país de los míticos y fastuosos Sultanes, el único país euro-asiático. Aquí les cuento el cuento:

…a los 2.357 kilómetros de haber salido de Denia, atravesando inicialmente la parte norte-este de España y posteriormente la costa azul de Francia, entramos a Italia, y a los días llegamos a su costa este, a Bari. Desde allí y para llegar a Grecia cruzamos el mar Adriático en un ferri (es un barco especial para llevar todo tipo de vehículos terrestres.), dormimos en camarotes. Anabella no paso buena noche pues el colchón le salió defectuoso. Al día siguiente muy temprano desembarcamos en el puerto de Igoumenitsa, en Grecia (“un país pobre donde viven muchos ricos”), sin embargo, tienen excelentes carreteras. Estábamos a un par de días de entrar a Turquía, la ruta turca la tomamos revisando diversas páginas web que ofrecen tours en moto en ese país.

Nuestra primera etapa en Turquía fue entrando por la Península de Gallipoli, la parte europea de Turquía. Al oeste está el mar Egeo y por el este el estrecho de Dardanelos. En esta estratégica península se realizó en 1915, durante la 1ra Guerra mundial la cruenta batalla de Gallipoli o de Dardanelos, la cual dejó más de medio millón de muertos entre las tropas aliadas de Gran Bretaña y Francia que lucharon contra los Otomanos (turcos). Surgió entre los turcos el gran líder llamado Mustafa Kemal Ataturk (fundador de la moderna República de Turquía), venció a los aliados comandados ni más ni menos que por Winston Churchil.  

Tomamos ferri en la península y atravesamos el estrecho de Dardanelos. Compartimos con varios motociclistas turcos, uno de ellos me regaló una bandana para la cabeza. Andar en moto por el mundo es saber que no se anda solo. El motero por excelencia y con naturalidad esta siempre listo a brindar su amistad a sus congéneres. Que delicia ser motociclista.

El ferri dura pocos minutos atravesando el estrecho de Dardanelos… al llegar a la otra orilla desembarcamos en la ciudad de Canakkale… era la primera vez que con nuestra moto estábamos pisando continente asiático! Al poco tiempo de andar llegamos a las ruinas de la mundialmente famosa ciudad de Troya!…uno de los enclaves más importantes de la arqueología mundial.  Homero escribió “La iliada” unos 750 años antes de Cristo, la dramática epopeya griega que relata la historia de fantasía y ensueño sobre la conquista de la ciudad de Troya por los griegos. De niño y de joven personalmente escuche fascinado los relatos sobre el gran guerrero Aquiles, el Rey Príamo, Héctor, la bella Helena, París, el Rey Agamenón … esta fantasía literaria junto con la Odisea, el Corán, el Principito y la Biblia son unos de los libros más leídos e influyentes en la historia de la humanidad. Haber sentido y vibrado el mito versus la realidad de Troya fue algo mágico. Que dulce y emocionante sabor el haber podido rastrear las huellas de “La iliada” en nuestra magnífica moto. A los 3.125 kilómetros de haber comenzado esta aventura, se había pagado de sobra el viaje a Turquía, que apenas estaba iniciando.

Las carreteras en Turquía que mayormente tomamos estaban pavimentadas; muy lejos de la perfección de las autopistas que tienen los poderosos países europeos, pero bien señalizadas para un turismo internacional y local que crece vertiginosamente. No fueron pocas las personas que nos advirtieron de los riesgos que podríamos pasar en Turquía… que son musulmanes, que tienen un presidente medio dictador, que sus vecinos son entre otros Siria, Irak, Irán… que esto y lo otro, que aquí que allá… amigos de Publimotos el haber crecido y vivido en Colombia nos da la capacidad de ver y aguantar más que nadie de todo lo habido y por haber. No hay nadie mejor preparado para recorrer el mundo que un colombiano. En Turquía nunca sentimos inseguridad. Es más, creo que los musulmanes en general, sin contar a los fanáticos que los hay en todas las religiones, nos dan catedra de civismo y urbanidad a los cristianos latinoamericanos. Así de simple.

Nuestro recorrido fue básicamente por alturas debajo de los mil metros sobre el nivel del mar, entre altiplanicies y suaves ondulaciones. Con relativamente poco tráfico en las zonas interiores. Sin embargo, encontramos algo insólito; durante varios kilómetros antes de llegar a la ciudad de Konya nos tocó andar paso a paso, muy lentamente y rodeados de carros y buses pues la carretera estaba en construcción, pero el piso estaba repleto de Alquitrán fresco, recién colocado. El Alquitrán se usa para sellar carreteras antes de colocar el asfalto…. Por razones del sub desarrollo supongo yo, dejaron que todo el tráfico vehicular pasara por encima de este viscoso y pegajoso líquido. ¿Se imaginan la cantidad de alquitrán que quedó pegado en el motor y por todas partes en nuestra moto?

Después de conocer Izmir, la tercera ciudad de este país en importancia nos dirigimos raudos en nuestras dos ruedas hacia la trascendental ciudad de Éfeso. Esta ciudad está en la costa del mar Egeo, con influencia bizantina, griega y romana que data del siglo IX antes de Cristo y perduró hasta el siglo XV de nuestra era. Amigos motociclistas este lugar es considerado el museo arqueológico al aire libre más grande del mundo. Es de lejos el mejor y más visitado lugar en Turquía. Éfeso hace que nuestra imaginación no pare de trabajar. En Éfeso quedaba el Templo de Artemisa el cual fue una de las siete maravillas de la antigüedad. Se conserva en pie el frente de la Biblioteca de Celso, el Aägora; la Avenida de los Curetes, toda en mármol, el Gran Teatro, el Templo de Adriano… es irónico ver que estas reales ruinas siguen generando un esplendor sin igual. Caminamos toda la ciudad saboreando en cada esquina un mundo que se fue, pero que perdura para siempre en la humanidad. Si bien Turquía es de religión musulmana, aquí estuvieron los primeros asentamientos cristianos, para la muestra, en nuestra moto fuimos a pocos kilómetros de Éfeso donde está “La última Morada de la Virgen María”, donde cuatro Papas han venido a visitar y a venerar el santuario.

Los grandes saqueos a los históricos y emblemáticos tesoros de Turquía están en los principales museos de Rusia, Europa y Estados Unidos. Con toda razón son solicitados de vuelta por los gobiernos turcos. Digerir tanta historia y acontecimientos en esta Turquía no es fácil, pero resulta fascinante. Así que para matizar y relajar en algo este mágico viaje moto ciclístico, nuestro siguiente destino fue Pamukkale.

Al aproximarnos se puede divisar a más de 20 Kmts de distancia, pues al pie del pueblo esta una colina blanca como la nieve, de algo más de dos kmt de largo por unos 160 metros de alto. El Google Maps sin embargo nos envió por una serie de caminitos cada vez más angostos, complicados y sin pavimento. Nos cogió la noche entre sembrados de frutales y nadie a quien preguntar. Apareció un amable campesino en plena oscuridad al que no hubo forma posible de explicarle a dónde íbamos. El diría lo mismo de nosotros. Pamukkale quiere decir “castillo de algodón”. En su cima están fuentes de agua termal. Una antigua piscina romana conserva en su fondo varias columnas resultado de lejanos terremotos. El agua termal va corriendo por todos lados falda abajo de la colina formando roca travertina en base a  sedimentos de carbono, calcio y otros minerales, estos forman cascadas y pequeñas piscinas que parecen de nieve y congeladas en el tiempo. Todo el mundo camina descalzo hasta su cima, se camina delicioso y sin temor a resbalarse. En el tope al fondo yacen las ruinas de la antigua ciudad de Hierapolis. Desde hace varios miles de años Pamukkale ha sido el centro turístico por excelencia de diversas culturas y civilizaciones.

Finalizo este escrito con la famosa región de Capadocia. Fue el lugar más lejano al que llegamos en Turquía y en este periplo motero. Capadocia se caracteriza por sus increíbles y curiosas formaciones rocosas, únicas en el mundo, disculpen lo reiterativo, pero es así en este mágico país. Así mismo no hay otro lugar en este planeta en donde en cada amanecer se elevan más de 150 globos gigantes de aire caliente llevando consigo a más de dos mil turistas por los aires. Ver y subirse en uno de ellos para creer tanta fantasía. Osman es el nombre del dueño del hotel donde nos hospedamos, me llevó a un lugar para que le quitaran el Alquitrán a la moto. Le pregunte si el patio externo del hotel era seguro para mi moto. Me mostró que la moto y el automóvil de su propiedad estaban siempre allí… y con las llaves puestas.

Amigos de Publimotos, el mundo está a nuestros pies gracias al buen uso que le demos a nuestras maravillosas motos. Y como dicen por ahí, los viajes se viven tres veces: “cuando los soñamos, cuando los vivimos y cuando los recordamos”. Les envió un especial abrazo.

por Luis Gabriel Mojica Silva

Comentarios  

0
Luis. Muy agradable e informativa tu cronica. Casi q te asimilas al dicho "live to ride"...q la sigas gozando...
0
Muy buena cronica, Luis Gabriel.

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar