MotoGO - Salón Internacional del Mundo de las Ruedas

Bajo el Manto del Islam”

Entrevistas
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Los marroquíes consideran que su país es el más seguro y próspero del norte de África

Queridos amigos de Publimotos reciban un especial saludo, haber tenido la posibilidad de recorrer en moto el mágico mundo de Marruecos es toda una bendición, o como nos dijeron a lo largo del camino los buenos musulmanes: Sallallahu Alayhi Wasallam - “que la paz y las bendiciones de Allah sean con el…”

 

Los marroquíes consideran que su país es el más seguro y próspero del norte de África; el mundo Islam esta en cada una de sus arquitectónicas esquinas, en cada persona, en cada hotel, en cada restaurante, en cada tienda y obviamente exaltado en su máxima expresión en cada Mezquita. Se le dice musulmán a quien practica y profesa esta religión. El Islam es de las más grandes y extendidas religiones en este planeta. No fueron pocos quienes nos dijeron de una u otra manera que no fuéramos por esos lados… Pero recuerden que el hecho de vivir y saborear todo lo bueno que nos ha ofrecido nuestra tropical Colombia, así como lograr superar y sobrevivir a todos nuestros males y violencias, nos convierte curiosamente en viajeros en moto con pocos temores y miedos al cruzar fronteras internacionales. Por lo tanto mis amigos moteros, viajen y disfruten a sus anchas en sus deliciosas maquinas por donde se les dé la verraca gana! (También puede ver,La nueva Yamaha Xabre 150, se lanzó en Indonesia)

El Islam es sencillamente “otro mundo” para nosotros, en todo el sentido de la palabra. Actualmente están estigmatizados como los malos del paseo, como terroristas, fanáticos religiosos y locos. Guardadas proporciones su imagen esta tan aporreada internacionalmente como fue la nuestra hace unos años con el narcotráfico, secuestros y etc.

Desarrollamos nuestro periplo motero Europa-África entre Septiembre y Octubre del buen año 2015, a bordo de nuestra todoterreno y fiel BMW 800GS. Salimos desde Lóndres en dirección a Marruecos, cruzando en nuestro paso el sur de Inglaterra, y de norte a sur Francia y España. Llegamos a Marruecos y una vez recorrido este país nos devolvimos nuevamente hacia Londres. Anduvimos un total de 7.600 Kms en algo más de cuatro semanas, de las cuales dos semanas fueron propiamente recorriendo Marruecos en donde hicimos unos 3.000 Kms aprox.

Al llegar al sur de España, en la ciudad de Málaga nos reunimos con nuestro amigo Álvaro Fabre y su novia chilena Marisa, quienes viajaron desde los Estados Unidos, alquilaron una moto igual a la nuestra en dicha población española y de ahí en adelante fueron nuestra mejor e inseparable compañía por todo este exótico y espiritual país musulmán.

Cruzamos el mar mediterráneo por el estrecho de Gibraltar en un moderno Ferri que atracó en la población de Ceuta, allí nos dirigimos a la frontera marroquí. En los países islámicos la mujer no cuenta para nada, así que hacia mí se dirigían todo el tiempo los funcionarios fronterizos, Ja Ja! Si supieran que es mi esposa la que manda en todo en Colombia, Je Je!, saben…me empezó a gustar este país Je Je! (También puede ver, Nueva Bajaj “V”)

Cuando vieron la placa inglesa de mi moto me dijeron: “English?”, yes, les dije (la moto esta matriculada en Inglaterra)…pero al momento escucharon a mi esposa hablar en español y por tanto me dijo asombrado: “but you Spanish”, si, Spanish, le respondí. Seguidamente el asombrado funcionario tomo mi pasaporte, ahí abrió más los ojos y me dijo: “but you Colombian!”, sí, soy Colombiano. Finalmente todo salió mejor y más rápido de lo que imaginamos, entramos en Marruecos! “El País de los Sentidos”.

El entusiasmo y emoción subieron de temperatura rápidamente pues a los pocos kilómetros de salir de la frontera nos metimos por una carretera secundaria que cruzó un pequeño y pobre caserío que estaba celebrando supongo yo sus “ferias y fiestas”. Los carneros, ovejas, chivos y similares eran los protagonistas. Todo parecía sacado de un cuento dos siglos atrás. El escaso tráfico se frenó pues animales y personas invadían la vía sin mirar quién venía. Nuestras motos quedaron rodeadas por todo tipo de personajes vestidos con túnicas viejas y sucias que les llegaban hasta el suelo, cargando o arreando sus lindos, lanudos y cuadrúpedos animales que no paraban de berrear todo el tiempo. Todo el ambiente de gritos y algarabía estaba amenizado obviamente por el fuerte olor a chivo, pero definitivamente un fascinante espectáculo como para alquilar balcón… así se vive y se siente en moto otra cultura mis amigos. No es quedándose todo el tiempo en Hoteles cinco estrellas.

Nuestra primera etapa fue a la linda ciudad de Chefchaouen denominada la ciudad azul. A los dos días viajamos a Meknes (ciudad imperial), no sin antes parar en las ruinas de Volubilis, una ciudad Romana que data de unos tres siglos antes de Cristo. Posteriormente a la turística, loca e inigualable Marrakech (también ciudad imperial). Seguimos hacia Ourzazate conocida últimamente por ser una sucursal permanente de Hollywood en donde filman películas como La Momia y muchas más. Continuamos a Tinghir con sus impresionantes y fílmicos cañones de Oudate y las gargantas del Todra, obligados para todo motociclista que se estime y se respete.

Desde estas montañas atlas, pasamos a la ciudad de Merzouga en donde cambiamos de montura, así tal cual. Dejamos las motos y nos montamos en sendos Camellos y por varias horas nos adentramos en lo profundo de las magníficas y más grandes dunas del famoso desierto del Sahara, aprovechamos la oportunidad de pasar una noche en una carpa Beduina en la mitad de la nada y de la arena. Este fue el lugar más al sur que visitamos en Marruecos. De aquí en adelante tomamos nuestras motos rumbo al norte, pasando por la población de Midelt y después por la ciudad de Fez, en donde fuimos atendidos por una especial y querida familia marroquí. La siguiente etapa fue ya en España y de ahí en adelante hasta llegar nuevamente a Londres y dejar nuestra moto descansando…

Un momento sublime nos tocó presenciar al salir de la ciudad imperial de Meknes. Muy temprano en la mañana encontramos grupos de musulmanes rezando en sus campos y cerca de la vía. Los hombres con túnicas blancas y alejados del grupo de las mujeres, quienes vestían túnicas muy coloridas. Todos muy concentrados y fervorosos. Paramos nuestras motos con la mayor discreción y respeto posible para tomar fotos con el zoom de las cámaras. En Marruecos la gente se incomoda y se enfada si le toman fotos. No queríamos empezar el día con otro regaño…ya llevábamos varios encima por la misma razón(También puede ver, Motocicletas Avinton, máxima potencia desde Francia)

Moto-ciclísticamente hablando, cruzar los países europeos mencionados es muy agradable y atractivo desde todo punto de vista, por donde se imaginen…pero nunca tan emocionante como rodar en nuestras motos por lejanos, olvidados y perdidos reinos… como por ejemplo Marruecos. En estos remotos países me siento en mi salsa. No puedo explicar porque, pero me encanta recorrer polvorientas y desérticas carreteras. Y así fue, encontramos en los mapas y con ayuda de otros motociclistas trotamundos, varios caminos secundarios remotos y alejados de las vías principales.

Subimos a las montañas Atlas en su parte media y alta, recorrimos impactantes valles desérticos que parecían traídos de la Luna, en especial a la salida de Marrakech hacia Ourzazate entre lo que se denomina la cordillera Atlas y la cordillera Anti-Atlas. Nos deslumbramos con los increíbles oasis llenos de verde y agua pero rodeados por todas partes de arena. Nuestras motos impecables nos daban seguridad en todo tipo de terreno y curiosamente en barrizales que salían en medio del desierto…pues llovió un par de días y aunque no lo creíamos se inundaron varias vías que viven siempre secas. La gente de la vereda salió a empujar carros, buses, camiones y todo lo que se atascara en semejantes barrizales. Nuestras motos se resbalaban, se deslizaban, bailaban y patinaban de un lado a otro. De puras vainas no nos fuimos “de jeta” contra el planeta. Sin embargo mi esposa no se arriesgó, se bajó de la moto muy previsiva ella, prefirió no darse un totazo, y cruzo a pie varios de estos sectores enlodados.

La famosa “Medina”, localizada en cada ciudad islámica marroquí, corresponde al barrio antiguo y turístico por excelencia, es lo más atractivo y representativo de estos países islámicos. Solo les digo que son inexpugnables y laberinticos complejos urbanísticos con cientos de mini calles y alrevesadas cuadras de casas una encima de la otra en donde se encuentra de todo. Ojo, si no lleva guía con absoluta seguridad no podrá salir de allí. Pero tiene que ir, ahí se sentirá mi estimado lector trasportado varios siglos atrás. Es algo fuera de serie. Ni siquiera los GPS sirven en este enredo de calles.

Los Hoteles que tomamos normalmente eran dentro de las laberínticas Medinas, ni manera de que tuvieran parqueadero. De tal manera que en dos oportunidades no hubo más remedio que dejar las motos en la calle. Sorpresa, por estos lados no hay robos, ni las miraron. Así mismo les cuento que el licor es prohibido. Ningún conductor ni peatón ebrio. Cero accidentes y cero muertes absurdas. Alguna ventaja tenía que tener el Islam sobre el Cristianismo. (También puede ver, La nueva Honda CBR 400R)

Se pinchó la llanta trasera de mi moto al salir de Fes, afortunadamente en una estación de gasolina. Hacía muchos años y miles de kilómetros andados que no pinchaba. Gracias a la moto de Álvaro logramos encontrar cerca de allí un taller y un monta llantas, pero todo eso, incluida la reparación demoro casi dos horas. Es parte del gaje de las motos.

Amigos lectores de Publimotos, el mundo está a nuestros pies con nuestras magníficas y fascinantes motos. Descubrir y vivir culturas nuevas es un sueño que fácilmente hacemos realidad, los invito a descubrir reinos olvidados, perdidos, polvorientos y remotos. Un abrazo.

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar

BMW Motorrad 750

Anuario del motociclista
pantalon-para-motociclistas-jaque-mate-publimotos
BMW Motorrad 750