Bielas TKRJ Japón - Jotapartes

Bajo cilindraje
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times
 

Honda con su modelo Wave 110, se ha impuesto como un icono de referencia en la categoría Moped desde que fue presentada al mundo en 1995, sin dudas ha sido de las más apetecidas en varias zonas de nuestra geografía nacional. Un motor comprobado que no deja de estar vigente, y para nuestra sorpresa hoy por hoy luego de montar tantas motos, es una máquina que no se debe subestimar. La agilidad, facilidad, y sobre todo la practicidad con que se concibe este vehículo, además de lo refinado de su motor; corroboran porque se niega a desaparecer y continúa atrayendo seguidores.

De este modo, la marca no olvida este caballito de batalla y le ha dado un aire renovador para seguir dando pelea y estar a la vanguardia; el modelo ha mejorado la estética, seguridad y competitividad en el segmento en que se desenvuelve.

  • Pese a no tener manigueta de embrague, el usuario puede realizar el cambio de marchas con tan sólo pisar con la punta (para subir de velocidad) o el talón (para bajar de cambio).

Renovada

Esta moto tiene una larga historia detrás, puesto que es una evolución de la famosa Honda Super Cub, con casi 90 millones de unidades vendidas en el mundo.  El nombre Cub sintetiza "Cheap Urban Bike", motocicleta urbana económica en su traducción. Modelo que redireccionó el rumbo de la historia con una creación modesta, con la austeridad como punto de inflexión. Un modelo sencillo y económico, una moto para todos.

La Wave, como es denominada en Latinoamérica y Europa, ha sido retocada para verse más deportiva y juvenil, puesto que desde el 2006 no mostraba cambios. Esta moped continúa heredando un motor monocilíndrico de 4 tiempos, OHC de 2 válvulas y refrigerado por aire. Este impulsor de 109 cm3 se asocia a una transmisión semiautomática de cuatro relaciones que destaca por su comodidad. Entrega una potencia máxima de 8,6 caballos. En tanto que el arranque es eléctrico y a pedal. Con respecto al tanque de combustible, posee una capacidad de 3,7 litros, algo menos de un galón y un espacio muy reducido bajo la silla a modo de guantera.

En cuanto a los gráficos, la Wave S, deja de ser tan conservadora y toma un aire sport en el que mantiene detalles de sobriedad, vemos en la parte posterior una pequeña calcomanía con su nombre y cubicaje; por su lado, una pintura a dos tonos contrastada entre el color principal en texturas tipo fibra de carbono y apliques en tonos metálicos.

Dentro del equipamiento el tablero continúa siendo básico con algunos toques plateados en los bordes, completamente análogo, con la información necesaria para el piloto; presentó algo de dificultad en la lectura en horas nocturnas, pues la intensidad de los testigos es baja.

Toda la estética tomó un nuevo aire, el frente presenta una personalidad más agresiva, añadiendo tomas de aire, direccionales y cocuyos incrustados con cristales transparentes, la farola se ubica en la parte alta del manubrio y es más atractiva. El escudo frontal ahora está conformado por plásticos dobles, que aportan en volumen y cuerpo, por consiguiente brindan una mejor protección para las piernas del piloto.

El color del motor cambia a negro que junto a los rines de aleación de cinco aspas le dan un estilo fresco y descomplicado, no obstante los cauchos marca Cordial no son sellomatic. El tren posterior ahora presenta amortiguadores rojos y un escape más inclinado hacia arriba, protegido por un cover más largo en tonalidad plata; el colín con stop nuevo se ubica más arriba, acompañado de una parrilla retocada, aunque manteniendo la funcionalidad de siempre.

Comportamiento

Es curioso como luego de montar tantas referencias y categorías, por lo general de más altos cilindrajes al de nuestra invitada, la Wave 110 S, te dejas impregnar de un orgullo que te hace subestimar las bajas cilindradas y motos pequeñas. Pero así mismo reflexionamos al instante sobre nuestra vocación de ser probadores de motos - no pilotos de competición o acrobacias-, y retornamos a nuestras raíces para analizar la esencia de las más pequeñas, las cuales tienen mucho que aportar en una urbe cada vez más compleja de transitar.

Subestimada por contar con unas dimensiones reducidas, pero precisa, iniciamos la prueba. En principio luego de estar con tan solo 1500km y durar quieta un largo periodo, procedimos a moverla y encontramos que no estaba a punto, hacía contraexplosiones contantemente, requiriendo un ajuste en la carburación. Super motos de Bogotá, se puso al tanto y realizó un trabajo a consciencia, como deber ser, -debo decir que el cambio fue muy satisfactorio- exaltando la cualidades de este motor.

En principio contamos con cuatro marchas, todas hacia abajo por medio de una caja rotativa, lo que quiere decir que luego de estar en la última velocidad vuelve a neutro y secuencialmente a la primera velocidad, sin tener que devolvernos. La ausencia de leva para el embrague o clutch nos trastorna un poco, pero cuenta con palanca de cambios al pie (lo que supone un control más eficaz de la tracción que en una automática, al permitir usar el motor como freno y poder elegir la marcha), son algunas de principales diferencias de esta categoría en comparación con las motocicletas y los scooter. Pero vale la pena tener en cuenta que la retención del motor al reducir marchas es muy fuerte y puede causar un fuerte estrujón y hasta un breve bloqueo en la rueda trasera si no llevamos una velocidad acorde.

El motor va montado en un robusto bastidor con una geometría que proporciona un manejo ágil, a lo que también contribuye a la ligereza de la Wave 110S (pesa 98 en vacío y 103 en orden de marcha), El chasis además está preparado tanto para las congestionadas calles de la ciudad como para recorrer algunos tortuosos caminos escarpados. El diseño es muy ergonómico y nos traslada a los orígenes de la bicicleta, facilitando la pericia y manejo de marcha. Es muy compacta y manejable gracias a unas geometrías que benefician la agilidad (con 45º de ángulo de giro de dirección).

La respuesta del propulsor ubicado al frente y abajo, justo entre los pies del conductor se encuentra en medias y altas RPM. La primera marcha entra suave, la relación es corta y la respuesta es inmediata, ideal para fuertes ascensos donde lo hará lento si tenemos mucha inclinación, pero perseverante con la seguridad de culminar victoriosa, además de impulsarla muy bien para tomar la segunda velocidad, que a mi gusto es la que más disfruté tanto para ascensos como para circular por la ciudad y ni que decir de la tercera marcha. Se recupera relativamente bien, sobre todo en los dos primeros engranes, de este modo, la tercera y la cuarta velocidad son un poco más largas e ideal para planear. En segunda podemos alcanzar hasta los 60Km/h si la llevamos hasta la parte alta del cuentarrevoluciones (aunque no tenemos como visualizar las RPM), en adelante sube con prontitud hasta los 75Km/h, para llegar como máximo cerca de los 90Km/h a la altura de Bogotá (2600mt). A esta velocidad fue frecuente ver que los espejos retrovisores eran movidos por el viento, perdiendo la ubicación inicial y siendo necesario ajustarlos constantemente (no tiene de donde apretar entre la luna y el brazo).

Efectivamente sigue siendo fiel a la gran suavidad de su motor, muy bajo en vibraciones, aun cuando se exige en la parte alta; con un poder de avance conforme a lo esperado, propicio para sobresalir entre el tráfico citadino con mucha efectividad.

La posición de manejo es cómoda, el manubrio es levemente bajo y en personas altas golpear con las rodillas al girar. El asiento ahora tiene un aspecto más deportivo y tiene mayor longitud, es angosto y con una densidad más bien rígida; que si lo comparamos con la versión anterior ha sido recortado en sus aristas para facilitar el acceso al suelo, pero así mismo fatiga después largos periodos de tiempo. En general es una moped bastante tranquila y serena, ideal para el transportarnos diariamente.

Las suspensiones son acordes para las irregularidades moderadas del asfalto, adelante una horquilla telescópica de 81mm de recorrido y atrás doble amortiguador, no obstante, si las exigimos en trazados sinuosos tienden a oscilar un poco, al igual que al cruzar por baches o huecos sin disminuir la velocidad el tren posterior castiga y maltrata la espalda baja; definitivamente están más enfocadas a la movilidad urbana y ,por supuesto, recorrer cómodamente vías rurales en mal estado y sin pavimentar.

En el apartado de los frenos se encuentra el cambio más trascendental, luego de siempre contar con frenos de bandas en ambas ruadas, Honda se ha puesto al día, implementando freno de disco adelante sin escatimar en gastos, pues el sistema firmado por unos de los mejores fabricantes, Nissin, ofrece un cáliper de un solo pistón que actúa sobre una superficie de 220mm de diámetro, suficiente y sobretodo bastante efectivo, para detener los 103 kilos en orden de marcha y nuestro peso; añadiendo seguridad a la hora de ejercer la detención junto a un tambor trasero de 110mm que opera bien.

El dato más interesante es el poco combustible que necesita: puesto que con alta exigencia logramos alcanzar cerca de 133,7Km por galón en carretera. En ciudad obtuvo un rendimiento en promedio de 115km/g, asumiendo ascensos constantes y exigentes, con acompañante y frecuentes detenciones. De seguro con una aceleración moderada y un peso bajo del piloto se incrementará considerablemente la autonomía.

En definitiva la Honda Wave ha ganado muchos valores en relación a la facilidad de manejo y maniobrabilidad, ahora cuenta con una estética actualizada y mejorada que junto a la genética propicia de las CUB, facilitan la condición. Una motocicleta apta tanto para hombres como mujeres, propicia para cualquier estatura, pese a sus pequeñas dimensiones. Un bajo consumo y una practicidad sorprendente para las vías interurbanas y rurales. Un conjunto que la muestra sólida en su arquitectura y mecánica, transmitiendo confianza suficiente para rodar por muchos años gracias a un motor duradero y comprobado.

Ficha Técnica

Tipo de motor: OHC, mono cilíndrico, 4 tiempos, refrigerado por aire.
Cilindraje: 109.1 cc
Potencia máxima: 8,15 hp @ 7.500 rpm
Torque máximo 8.46 nm @ 6.000 rpm
Tipo de arranque: eléctrico / pedal
Tipo de transmisión: 4 velocidades, Tipo rotatorio
Relación de compresión: 9:0 a 1
Peso: 98 kg
Freno delantero: Hidráulico, disco sencillo de 220 mm
Freno trasero: Tambor mecánico accionado por pedal
Rueda delantera: 70/90-17 con neumático interno
Rueda trasera: 80/90-17 con neumático interno
Tipo de suspensión delantera: Horquillas telescópicas con 81 mm de carrera
Tipo de suspensión trasera: Oscilante con doble amortiguador de 82 mm de carrera
Dimensiones: 1.897 x 706 x 1.083 mm
Distancia entre ejes: 1.227 mm
Certificación: euro II

 

Precio: 4.690.000

Colores: Blanco, negro, rojo

Satisfactorio

  • Freno delantero
  • Gran suavidad en el motor
  • Caja de cambios precisa y de movimientos cortos
  • Las suspensiones absorben adecuadamente las irregularidades

Por mejorar:

  • Comodidad en el asiento
  • Intensidad en la iluminación
  • Mejorar la visibilidad del panel de instrumentos
  • Los espejos son movidos por el viento por encima de los 70km/h

Comentarios  

0
Muy buen trabajo, gracias por la información.

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar

Anuario del motociclista
pantalon-para-motociclistas-jaque-mate-publimotos
BMW Motorrad 750