Benelli - Auteco

VICTORY MRX

tienda publimotos

Bajo cilindraje
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Una moto para reflejar estilo

Las diferentes marcas han apostado por tener dentro del portafolio un modelo que evoque aires del pasado, pero llevándolo a la actualidad con elementos y tecnologías propias del presente, y en este particular caso, la Bomber lo ha realizado muy bien, colocándose como una opción válida para aquellas personas que quieren destacarse y marcar la diferencia.

Concepción de Diseño

Es uno de los apartados en el que más se acentúa el vehículo, como ya lo habíamos dicho. En primera instancia, el diseño trata de entremezclar aires café racer y scrambler, además, toma elementos de la forma “universal japonesa”; estilos que vieron sus años dorados en el pasado, pero vuelven a estar vigentes en modelos como la Victory Bomber.

De esta sección, debemos destacar que la marca aplicó un carácter minimalista a cada una de las partes, utilizando el metal como principal material de construcción, lo que va muy bien considerando que en las motos del pasado el plástico era prácticamente inexistente, y por supuesto, sin elementos innecesarios; todo resulta en una imagen ruda, carente de ángulos agresivos, apostando por formas redondeadas, al igual que las de inspiración.

El conjunto se complementa, aún mejor, con una paleta bicolor mate, dejando al usuario escoger entre un negro u ocre con toques amarillos, evidentemente, obedeciendo al sentido minimalista de toda la moto. Las letras del tanque vienen realzadas, cromadas y de un tamaño justo, lo que invita a mirar al depósito como pieza central, buen toque por parte de Victory.

Para continuar con la tendencia, los rines radiados de 17 pulgadas son la cereza del pastel, puesto que estos son icónicos de cualquier forma que pretenda reflejar el pasado.

Vale la pena decir que el asiento, no es completamente plano, pero utiliza la posición de las costuras a manera de imitación de aquellas presentes en los antiguos sillines de cuero, cuya función era evitar el deslizamiento del piloto, aunque, con la incorporación de un material antideslizante es innecesaria la presencia extra de estos elementos, aun así, en homenaje a la esencia original se detallan hilos perpendiculares, los cuales van muy bien con lo que se pretende mostrar. El colín del asiento alto, da la sensación de que el piloto está encajado, como si de alguna manera la máquina fuera para una sola persona y el sillín hiciera parte de la estructura aerodinámica de la moto.

A partir de este punto seguiremos incluyendo comentarios de la estética, pero dando prelación a la funcionalidad.

Iluminación

Continuando con las formas retro, se hace presente una farola principal redonda, que incorporó un bombillo esférico de luz cálida, el cual cumple su función en la noche y en el día, sin destacarse, pero con suficiente intensidad para transitar en la penumbra dentro de la ciudad. En carretera podría mejorar con una luminaria moderna. Por su parte las direccionales y el stop, si incorporan diodos LED, y garantizan una visibilidad total, a pesar de que los tamaños de las partes son relativamente reducidos y las intermitentes posteriores tienen un toque ahumado, pues mientras están apagadas, son un accesorio en color negro que se combina con el mate de la pintura.

Tablero

Un factor diferenciador de la moto es la presencia de un novedoso panel circular, que imita al antiguo reloj análogo, sin embargo, este es 100% digital con coloración invertida y retroiluminación, razones que permiten verlo con claridad sin importar las condiciones lumínicas, ya sea al medio día o a la media noche. Lamentablemente la información es limitada, ya que muestra la velocidad, los kilómetros recorridos, nivel de combustible y marcha engranada (los testigos se ven en los laterales de la misma pantalla); No obstante, deja de lado el tacómetro y los trips parciales. No hay ningún botón presente en esta sección.

Así mismo, el panel se encuentra recargado a la derecha, apuntando a la practicidad, ya que el fabricante aprovechó el espacio de la izquierda para colocar un puerto de carga USB, sin atentar contra el diseño retro. Lo anterior da como resultado la posibilidad de instalar un porta celular en el manillar que en nada interfiere con los instrumentos.

Frenos y suspensión

La detención está dada por una configuración de disco-bandas. Vale la pena decir que la campana tiene un excelente comportamiento, pues obedece a la presión aplicada, si uno quiere bloquear la rueda lo hace en el momento justo, de lo contrario será muy progresiva.  En cuanto al freno delantero,  no se mostró tan seguro en carretera; a baja velocidad responde bien y respeta a las reacciones de la manigueta, mientras a alta, da la sensación de no tener suficiente grip y se desliza, como si se calentara y perdiera coeficiente de fricción, tal vez un cambio de pastillas sea lo ideal.

En cuanto a suspensiones la calificación es de 5/5, definitivamente el confort, la resistencia y el comportamiento es excelente. Recordemos que la motocicleta cuenta con una horquilla estándar adelante y en la parte posterior un monoshock. La primera tiene un desempeño suave, la cual absorbe las irregularidades del camino, sin llegar al límite; el amortiguador es un poco más rígido, pero cumple la función a cabalidad, inclusive si se va con pasajero.

Motor

El bloque corresponde a un monocilíndrico de 149,4 cc Euro 3; este es capaz de producir hasta 12.73 HP @ 8500 rpm y un par motor de 11.5 Nm @ 7000 rpm. Evidentemente la mayor entrega de potencia está en altas revoluciones, razón que obligan al conductor a cambiar continuamente de marcha y mantener la mano sobre el acelerador.

En cuanto a sensaciones, en muchas ocasiones la motocicleta transmitía un exceso de vibraciones de alta frecuencia, lo que tiende a aflojar algunos tornillos y dejar las manos temblorosas después de un largo recorrido, aun así, el modelo responde bien al acelerador y se muestra muy segura tanto en los arranques como las pendientes más pronunciadas. Uno de los puntos que jugó en contra fue la caja de cambios, esta tiene una subida especialmente dura, por lo que aumentar y cambiar constantemente los cambios causará dolor en el empeine durante los trancones, por ejemplo. La búsqueda del neutro no es tan fácil de subida de la palanca, pero en la baja se vuelve más sencilla. En cuanto a la relación de cambios, es correcta si pensamos en la fortaleza del motor, eso quiere decir que es corta para mantener las vueltas altas. La velocidad tope registrada fue de 115 Km/h, con una posición natural, a 300 msnm aprox, y sobre una planicie.

El consumo se determinó en 117 Kilometros.

Confort                                                                                                          

“Al que le gusta le sabe” podría ser el lema del modelo, aquí debemos dividir las sensaciones en dos partes, la primera es la que tiene que ver con la parte estructural y la segunda con el manejo en general. Sobre el tema, podemos decir que en definitiva, el sillín es muy cómodo para el conductor, y además se reafirma el buen trabajo de las suspensiones, lo que deja una buena sensación, que le suma unos manillares con textura para mejor grip. En paralelo, la moto no tiene una posición natural, y creemos que es parte de la escancia estética del vehículo, pues con el asiento plano y la horquilla adelantada nos deja permanentemente en una posición medianamente agresiva, propia de las café racer, por lo mismo, después de un recorrido largo, las muñecas y la espalda pasarán factura. En este punto, y por cuestiones del diseño, el pasajero tiene un asiento cómodo, aunque los reposapiés atrasados y altos harán que las rodillas queden elevadas, causando molestia en largos de muchos kilómetros.

Conclusiones

Ciudad

Para la ciudad es una moto ideal, en la medida que permitirá los desplazamientos cortos sin problema y llamará la atención en todos los semáforos, especialmente si el piloto también lleva puesta una pinta vintage y botas de cuero. El motor tiene un buen comportamiento y no se calienta a pesar del tráfico lento, aunque, si hay que jugar con los cambios de marcha durante largos periodos habrá molestias. Los frenos no fallan en estas situaciones y los neumáticos se comportan excelentemente en el asfalto seco. Las suspensiones absorben las irregularidades y huecos sin problema (paren pensadas para Bogotá) y más cuando el fabricante le dotó de unos rines radiales.

Carretera

Al ir solo, el sonido ronco del escape emocionará el trayecto; la estabilidad es ideal y la toma de curvas divertida. Como ya lo habíamos dicho, la posición pasará factura después de un tiempo, pero es inherente a verse bien en una moto de este tipo, por lo que no hará espacio para las quejas. En cuanto a pensar en el Off Road, algo con actitud de scrambler, las llantas no son ideales, pero tal vez cambiándolas, le den ese toque que le hace falta.

FICHA TECNICA VICTORY BOMBER 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR. 

A Prueba | Benelli TNT135 - Honda Navi - Victory Switch / Mini motos, pero potentes

Prueba Victory Switch

Un nuevo Scooter de Victory

DESCÁRGA AHORA MISMO NUESTRA APP

Usuarios Iphone


Usuarios Android

Nueva - Tienda Publimotos

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar

NPC IMPOCALI
Anuncio
Motos Sofisticadas
Clasicas, juveniles y mucho color