IGB TIMSUN

MOTOS TVS

Media cilindrada
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

El rugido de la italiana hace despertar el deseo de recorrer largas y sinuosas vías, portando en ella un legado de más de 100 años.

Un diseño entre scrambler y café racer, sin poderse encasillar en ninguna de estas categorías

Historia

Este modelo realmente vio su origen a inicio de la década de los años 50s, cuando Benelli estaba buscando una máquina con un ADN deportivo, que le permitiera hacerse con el 'Motogiro d'Italia', éxito alcanzando en 1953, de la mano Tartarini. De allí a que la casa de Pésaro presentara una motocicleta propulsada por un motor monocilíndrico de 2T y 123cc, el cual tenía la cabeza de fuerza en aluminio y el cilindro de hierro fundido, con el apodo de 'cachorro de león' en italiano.

Ahora, con los mismos genes de sus predecesoras, el ‘CentroStile Benelli’ en el nororiente del país natal, decidió reinventar el modelo, pero esta vez, con la intención de llevar a los motoristas una máquina enfocada a un uso muy purista, con el acompañamiento de Auteco Mobility, quién a partir de este punto asumirá la representación y el ensamble de la marca del conglomerado Qianjiang en Colombia, aunque con una motorización bicilíndrica de 500 cc.

FOTOS BENELLI LEONCINO 500

Diseño

La Benelli Leocino se presenta con un diseño armonioso y muy bien logrado, destacando las líneas redondeadas sobre las angulares, lo que se complementa con un bastidor multitubular visible, cuyas formas son seguidas por el depósito de combustible y los laterales, abrazando la parte superior del motor (autoportante). La fórmula da como resultado elegantes y contemporáneas formas, al mismo tiempo que ofrece a los fanáticos una experiencia de conducción agradable y deportiva.

Para dejar bien marcada la herencia competitiva, sobre el guardabarros delantero, se asoma con orgullo una figura tridimensional de un león rugiente, acompañando también los logos de la marca incrustados en los laterales del tanque y en la firma del motor, sobre la tapa del embrague. Para dar el toque clásico, en el frente se alza una farola redonda, como los modelos antepasados, pero esta vez con una iluminación LED, que evocan modernidad, y que combinan muy bien con las pequeñas direccionales y un stop minimalista del que más adelante hablaremos.

Gustan los detalles del asiento, pues este está dado por una plataforma de doble nivel, divida no solamente por la forma, sino por finas costuras y con micro perforado, detalles que contrastan con el espacio liso del acompañante.

Confort

Aludiendo al punto anterior, tenemos que hacer una pausa, pues el asiento marca gran parte de los atributos de la moto, recordemos que esta invita a realizar largos recorridos, por lo mismo, el triángulo que está determinado por el manillar, el sillín y los reposapiés, resulta adecuado para cumplir el cometido, especialmente por el buen confort de la espuma, de la cual no tenemos ninguna queja, el manubrio ligeramente levantado, y los reposapiés en un estado medio, lo que da como resultado, definitivamente, una posición cómoda. El pasajero, por su parte, cuenta con espacio más que suficiente atrás, además del sillín plano, en los laterales deja ver azas que hacen juego con el multitubular, estas sobre el fondo negro de las tapas y asiento, no destacan.

Tablero

Aportando mucho al diseño, la Leoncino deja ver un panel LCD subdividido en dos pantallas, la primera, guardando la forma de un tacómetro análogo, presenta efectivamente el cuenta revoluciones, pero adicionalmente, aprovecha el espacio para dejar ver el velocímetro, el odómetro y los trips; mientras tanto, en la auxiliar, se encuentra el nivel de combustible, la hora, y dos indicadores de temperatura, una ambiental y la del motor. A pesar de toda la información disponible, esta no se ve recargada, más bien es intuitiva y fácil de comprender… como toda la motocicleta.

Suspensiones

Dejando de lado la estética, nos tenemos que concentrar en otros atributos, en primer lugar, en una horquilla invertida, de 50 mm y 125 mm de compresión, con una tendencia a la dureza, lo suficiente para aguantar la presión de curvas y frenadas, muy progresiva. En la parte de atrás se hace presente un mono amortiguador que conecta el basculante con el chasis, vale destacar que el soporte de las llantas traseras utiliza una configuración tubular con formas redondeadas, poco común en los modelos. Sobre el amortiguador, se nos brinda la posibilidad de un ajuste fácil, solo basta con mover una perilla expuesta para dar o quitar dureza al dispositivo.

Frenos

Un punto en el que definitivamente la motocicleta destaca es en el apartado de detención, en primer lugar, porque en la parte delantera hacen presencia dos discos de montaje radial, de 320 mm cada uno, asistidos por mordazas de 4 pistones y sensores ABS. Esto demuestra que el detenerse está asegurado, además con la manigueta regulable, permite que cualquier usuario adapte el largo de sus manos;  los cáliper aprietan los discos de acuerdo a lo que el conductor desea, mientras los frenos antibloqueo no interfieren hasta que el momento es verdaderamente justo.

Atrás, como un apoyo, un disco de 260 mm con mordaza sencilla, el cual cumple a cabalidad su trabajo y acorde a la presión ejercida. En este punto destacamos la posibilidad de desconectar el ABS, simplemente presionando un botón en el lado izquierdo del manillar. Aunque esta no es la versión trail y probablemente no salga del asfalto, esta opción la hace muy polivalente

Motor

Con un motor de dos cilindros en línea, cuatro tiempos, doble árbol de levas en cabeza, 4 válvulas por cilindro, refrigerado por líquido y 500cc de desplazamiento, alimentado por inyección electrónica de combustible, promete ser una de las grandes ventajas en el modelo, pues aparte de ser compartido con la TRK 502, es capaz de mostrar actitudes potencialmente deportivas, pero con el sonido Benelli, que nos hacen recordar italianas meramente pensadas para circuito. En altas revoluciones, se escucha como si fuera una superbike.

El depósito de líquido refrigerante está elegantemente  visible en el lado derecho.

Sobre los números, decimos que el bloque entrega hasta  46,9 Hp a 8500 rpm y 46 Nm a 6000 vueltas, lo suficiente para mover los 196 Kg que pesa el vehículo, todo de una forma progresiva y sensible a la respuesta del acelerador. Aunque suene contradictorio, el león es domable cuando se desea pero sumamente agresivo cuando se presiona.

Comportamiento.

Todo los sistemas dotan a la motocicleta de un aplomo y carácter único. Como decíamos en el principio, a diferencia de las antecesoras la intención de esta moto no es hacer rápidos tiempos en pista, más bien antepone el motociclismo a su forma más simple, salir y disfrutar la ruta, eso sin dejar los genes que la caracterizan.

En principio podemos decir que es una motocicleta en la que el conductor fácilmente se adapta, perfecta para los neófitos del mediano cubicaje, pero con prestaciones más que suficientes para sacarle una sonrisa a los más experimentados.

En este punto podemos decir que el vehículo cuenta con dos facetas distintas, la que exhibirá día a día, en el tráfico citadino, y como devoradora de caminos y carreteras.

En la ciudad podemos decir que cuenta con gran movilidad, y a pesar del peso, se deja llevar y manejar con ligereza, especialmente por el centro de gravedad bajo, que aploma el modo de conducción, por lo mismo, ir en medio de los vehículos no representa ningún problema, eso sí, hay que prepararse porque la particularidad de su diseño, robará las miradas en los semáforos, y el sonido,  las aceleraciones.

Anuncio

Benelli-Art

Una ventaja que tiene la Leoncino es la entrega progresiva de potencia y una caja con una relación de cambios adecuada para diferentes usos, por lo mismo, con una primera relativamente corta, la segunda y tercera marcha serán los cambios mayormente utilizados en ciudad, alargando cada uno dependiendo de las condiciones, gracias a una fuerte recuperación desde bajas. Por lo mismo, no hay que preocuparse por disminuir o aumentar las marchas constantemente.

En la ciudad, la luz frontal parece ser suficiente para circular en lugares medianamente iluminados, además de ser  muy imponente con las unidades de circulación diurna, no obstante, cuando se lleva la motocicleta a zonas totalmente oscuras, la potencia es insuficiente y además, las luces plenas carecen de la amplitud necesaria, por lo mismo, consideramos que este en un aspecto a mejorar. No está de más decir, que en contraste, el stop y las direccionales son sumamente potentes y visibles, a pesar del tamaño reducido y estilo minimalista del conjunto lumínico.

Empero, el sitio donde verdaderamente se siente cómoda es en la carretera y más si esta tiene curvas sucesivas, ya que la respuesta del motor es contundente, sintiéndose bien en el rango de vueltas medio y hacia arriba. Cuando se desea inclinar en las curvas, el ciclo brinda la confianza para hacerlo, pues las suspensiones no tambalean y las llantas, Pirelli Angel, mantienen el grip sin problema, al punto de que en varias ocasiones, el catalizador emitiera chispas contra el pavimento.

A una velocidad crucero de 120 km, la motocicleta se siente cómoda, y mantiene fuerza guardada para hacer adelantamientos, incluso en pendientes, sin hacer mayores cambios de marcha, y se anuncian con un sonido fuerte y armónico del escape. La velocidad máxima alcanzada por el vehículo, en una ruta completamente plata, con una posición natural (sin poner el pecho contra el tanque) sobrepasó los 170 km.

El consumo, con alta exigencia y en todas las condiciones de ruta, se mantuvo en 90 km por galón, nada mal considerando el cubicaje y circunstancias de la prueba. El modelo se utilizó permanente con gasolina extra.

Conclusiones.

Esta moto será apreciada por los amantes del estilo, y aquellos que desean verse irreverentes, con un diseño basado en lo neo retro, con tecnología moderna y genes cargados de herencia.

Esta es una motocicleta pensada para recorrer las cordilleras colombianas, debido a que la potencia ascendente y lineal permite manejar en cualquier tipo de inclinación montañosa. En el día a día, la polivalencia y los pocos cambios la harán una compañera ideal. Es notable el esmero con el que la casa de Pésaro desarrolló el bicilíndrico, pues hasta las vibraciones son pocas y acordes al ritmo del acelerador, lo suficientemente potentes para sentir al propulsor vivo.

A pesar de los buenos acabados de las partes y la tornillería de calidad, hay algunos elementos que producían sonidos indeseables a unas frecuencias específicas, nada que no se pueda resolver con algunos ajustes.

Felicitamos a Benelli por el apartado de frenado, ya que reiteramos la eficiencia y seguridad del mismo, de las suspensiones y de la experiencia que el tren motriz ofreció, dejando como recomendaciones a revisar la iluminación frontal.

Qianjiang, en esta motocicleta tiene un vehículo con una fórmula, junto a Auteco Mobility, para calar en los corazones de aquellos motoristas que aman la ruta, disfrutan de los paisajes y se emocionan con la velocidad; por lo mismo, no se nos haría extraño que en un futuro a mediano plazo veamos rodando muchas de estas máquinas en las vías rurales y de vez en cuando en los semáforos.

El precio de esta máquina es de $ 27.499.000

Disponible en color negro, rojo y verde militar.

DETALLES DE LA BENELLI LEONCINO 500

Gustó:

  • Diseño elegante con mucha personalidad.
  • Entrega de potencia lineal y ascendente.
  • Suavidad del motor.
  • Gran estabilidad.
  • Frenos potentes y seguros
  • ABS desconectable
  • Llantas con grip suficiente
  • Sonido deportivo
  • Tablero completo

No Gustó:

  • La luz principal tiene falta de potencia.
  • Algunos sonidos indeseados
  • Algo pesada.

Nueva - Tienda Publimotos

DESCARGA AHORA MISMO NUESTRA APPUsuarios IphoneUsuarios Android

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar