Bielas TKRJ Japón - Jotapartes

UM Xtreet 250R EFI -Pruebas / Testdrive

Media cilindrada
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

A primera vista esta deportiva se viste completamente de carreras, con un porte imponente, parece una moto de alta cilindrada; destaca con un tanque de combustible bastante grande. El completo carenaje  bien estructurado con entradas de aire y enfriamiento, los frenos de discos dobles delanteros de buen tamaño y cauchos gruesos, sobre todo el trasero, hacen una motocicleta  atractiva. En general, posee piezas de gran grosor y volumen.

 

Al detallar la Xtreet 250R EFI, continuamos viendo ahora el carenaje con una cúpula bien concebida; esta máquina vista de frente y de perfil, tiene un diseño que la hace sobresalir ante sus similares.

La Xtreet 250R EFI viene un motor en color negro brillante con buena tecnología agregada en comparación con el modelo anterior;  posee una relación de compresión de 10,3: 1, lo que indica que se debe utilizar gasolina de alto octanaje (extra o súper); aparece con adelantos en la alimentación, esta vez con inyección electrónica para los dos cilindros tetra valvulares y sistema DOHC (doble árbol de levas), además de una mejora en el tensor de la cadena de tiempos, entre otras cosas, lo que indica que UM viene perfeccionando los productos ofreciendo más calidad para el motorizado ávido de conseguir una máquina con buenas prestaciones a un precio competitivo, ahora con ensamblaje nacional, tomando la responsabilidad, sobre todo en ‘los torques’ aplicados y la calidad de tornillería en la parte ciclo. La Xtreet 250R EFI tiene radiador de aceite de gran tamaño, bien ubicado, donde recibe una óptima ventilación ayudada por el acertado diseño del carenaje, en este caso, la quilla y faldón, poseen además una malla que ofrece protección a impactos de pequeñas piedras o insectos.

El motor de arranque presenta buen funcionamiento y sonido, sin ruidos, donde luego de cumplir con el trabajo, se nota falta de precisión en la aceleración automática de la inyección electrónica al transitar por vías congestionadas o trancones, presentando una pequeña caída casi imperceptible al tocar el acelerador; esto ocurrió sólo en Bogotá, muy probablemente por la altura, ya que en tierras bajas esto no se sintió.

El escape terminado de acero en la recámara, con el aspecto sencillo y clásico entre las deportivas, emite un sonido agradable, levemente limitado quizá para disminuir los decibeles que produce el motor; interesante sería trabajar el exosto para liberarlo un poco, donde seguramente conseguiríamos una mayor respuesta y para aquellos que nos gusta el sonido de los motores racing, también un aumento notable del volumen y ronquido de éste.

El chasis  de color negro brillante con diseño tubular rectangular poco común, de buen grosor en acero, posee costuras detalladas y terminadas.

Los rines en aleación alumínica de seis (6) consistentes paletas, montan cauchos de cuatro (4) lonas marca Shinko, con medidas 110/70-17 adelante y de 150/70-17 atrás, que se le agradecen no sólo por estética sino por el desempeño que más adelante describimos.

La quilla posee una malla que ofrece protección a impactos.

La suspensión delantera de horquilla telescópica invertida de 41mm. de diámetro y 120 mm. de recorrido, tiene buen desempeño acorde al peso de la motocicleta y los requerimientos que esta le exige, de pronto algo blanda, dependiendo del gusto y la experiencia deportiva del piloto; adelante monta un gran par de discos de frenos semiflotantes con 300 mm. de diámetro, mordidos por cáliper de doble pistón; graduable en la maneta con cinco (5) posiciones.

La suspensión trasera con un monoamortiguador central precargado en gas con cinco (5) niveles de graduación, el cual mejora significativamente el comportamiento racing al ir acoplándolo en las posiciones de mayor rigidez; se encuentra montada sobre precisa tijera tubular ovalada, sin mayor desarrollo tecnológico. El freno trasero incorporado es de disco de 230 mm con cáliper también de doble pistón.

Los bonitos espejos angulados permiten doble sistema de graduación; el primero en la base que se acopla al carenado; el segundo en la cabeza de los mismos, poco común en otros modelos y por cierto muy interesante. Un detalle por mejorar es la ausencia de un tornillo que ajuste la presión del cuerpo de los espejos ya que éstos se aflojan fácilmente.

El deportivo asiento doble y muy atractivo además, tiene tapizado de textura lisa y espuma un poco blanda, podría definitivamente mejorarse en acabados y costuras; el sillín trasero tiene un pequeño espacio debajo del copiloto, donde se pueden guardar herramientas o algunos pequeños accesorios personales. Le incorporan unas asideras bien sujetadas y de cómodo agarre.

La Xtreet 250R EFI nos invita a llevar una posición de conducción completamente racing, con buena colocación de piernas, brazos y espalda, acotando que es una motocicleta de gran tamaño, incluyendo la altura del asiento referente a suelo. Los posapiés delanteros con base metálica y gomas, ayudan a tomar una natural y cómoda postura deportiva, tienen la posibilidad de graduarlos en dos (2) niveles más por medio del cambio de éstos en la base y tornillería. Como una buena representante de las racing, no es extraño que el copiloto quede un poco elevado y algo incómodo, con posapiés traseros clásicos en aleación.

El guardabarros trasero es un poco más alargado de la cuenta, lo que lógicamente produce vibración en éste, sin ruido alguno, haciendo que tiemblen las direccionales que van acopladas; en cuanto al delantero, se muestra muy bonito y ostentoso.

La pintura de esta deportiva es básica en colores y calidad, presenta  un diseño de rotulación no muy atractivo y podría ser mejorado, ya que al acercarnos se nota la pobreza de estos; en las terminaciones y acabados generales, lamentablemente  se ve la falta de cariño en esta bonita e insinuante corredora.

Tiene un manubrio doble pinza de buen aspecto, deportivo y angulado

El tablero de instrumentos posee cuatro (4) niveles de brillo de iluminación graduables en un botón, con tacómetro análogo que marca trece mil (13.000) vueltas, donde parece ser que en alto régimen va a la mitad del jugo exprimido, pero no abusemos de lo que el arco destaca – en rojo – indicando, NO PASE; el motor para esto podría tener un limitador eléctrico de control de las rpm para evitar algún daño en la máquina, ya que es fácil pasarse un poco como más adelante les menciono. El velocímetro digital preciso con Trip A y Trip B, indicador de nivel de combustible, direccionales, luz alta y baja, además del famoso testigo F1 que alerta fallas generales y reloj. Algo curioso es que el indicador de temperatura sólo se enciende cuando se pasa la llave a ‘ON’ y en cuestión de segundos desaparece sin mostrar cambio alguno durante el recorrido. Al pasar el switche de inmediato se encienden los cocuyos o luz de estacionamiento, característica de la normativa que hay para todas las motocicletas del mercado norteamericano; las luces funcionan bastante bien, de forma continua y estable, logrando buena iluminación en baja y alta sobre todo en carretera; en la bonita cola está integrado el stop con quince (15) Leds. La corneta o pito podría tener un sonido más fuerte y agradable.

Cogiendo carretera

Al recibir la UM Xtreet 250R EFI con envolturas plásticas y polvo en los cauchos, o sea, cero kilómetros, la máquina estaba bastante ajustada, se llevó a equipar de combustible y se rodó en Bogotá unos pocos cincuenta (50) Km realizando continuos cambios y recortes de velocidad, para al día siguiente coger carretera y bajar más allá de Girardot, donde obtuvimos un poco más de cuatrocientos (400) Km,  jugando un poco con el ajuste de la caja de cambios y motor, además de lograr que los cauchos lleguen a el punto de grip con este kilometraje en toda la banda de rodamiento, para comenzar así a exigirle un poco a esta bonita.

28

Para la prueba de esta deportiva realizamos un par de viajes además de rodarla en la ciudad de Bogotá, donde se hace notar a esta altura la falta de regulación aire-gasolina en la inyección electrónica, muy diferente al comportamiento a una altura menor, demostrando un fuerte motor caracterizado por dar la mejor respuesta en altos regímenes.

El giro del acelerador es demasiado largo, además de poco preciso el  ‘recorrido muerto’ del mismo,  acotando que éste no es para una motocicleta deportiva donde debería ser corto, todo lo contrario del que está instalado. La UM Xtreet 250R EFI es una deportiva que se mueve bien arriba de las siete mil (7.000) vueltas, donde rápidamente pasa del arco rojo sin aflojar la entrega de potencia; el comportamiento de la motocicleta es más preciso de lo que pudimos esperar en las curvas a más de 120 Km/h, presentándose firme en todo el trazado, acotando que la vibración del propulsor se transmite a toda la parte ciclo, muy probablemente por las bases simples de éste, que se podrían trabajar mejor. El sistema de arrastre por cadena que en la versión anterior se estiraba con facilidad, en este caso resultó mejor.

El freno delantero es muy acertado, cosa que pudimos constatar en carretera donde en alguna oportunidad la máquina llegó a separar el caucho trasero del suelo, manteniendo el comportamiento firme que siempre lució; no en vano trae ese par de discos antes mencionados. La deportiva mantuvo una frenada eficiente en todo momento sin recalentar fluidos en carretera ni en ciudad.

Al mover fuerte la Xtreet 250R EFI y acosarla, ésta se deja llevar bien a pesar de los 188 Kg de peso en seco, ayudando la rigidez del chasis, suspensiones y los gruesos cauchos y rines que le han implementado; algo pesada por cierto, gran parte de este incremento de peso se debe al material con el que está construido el conjunto.

La Xtreet 250R EFI se desempeña en superficies mojadas con firmeza y estabilidad, punto que comprobamos en las rodadas en carretera donde llovió un par de veces, manteniendo velocidades prudentes entre sesenta (60) y cien (100) Km/h., no hubo movimientos ajenos a los esperados afortunadamente.

Como pueden ver, lo que principalmente reclamamos a la Xtreet 250R EFI son detalles  estéticos de esta atractiva moto, cuya base es mejor que cualquier otra racing del cuarto de litro pero con pormenores varios un poco simples por mejorar; la crítica es positiva en cuanto a las prestaciones generales que brinda la moto, la cual es bien vendida en muchos países del mundo. Decidirse por ella es fácil, probablemente las personas que tienen un 125, 150 o similar, quieran pasar a otras más grandes con prudencia, además por el precio asequible de la Xtreet 250R EFI.

La velocidad máxima lograda en Bogotá y en sitios de menor altura fue en promedio de 160 Km/h. entre las 10.500 y 11.000 rpm,  donde es indispensable acotar que es la moto del cuarto de litro con mayor velocidad de fondo del mercado a nuestro parecer.


Ya tienen alguna información bastante certera hermanos moteros.
Precio: $13.000.000
Colores: azul, rojo y negro.

 

TIPO DE MOTOR V-Twin a 75¼, DOHC 8 válvulas.
CILINDRADA 249 cc.
DIAMETRO POR CARRERA (mm) 57 x 48,8
RELACIÓN DE COMPRESIÓN 10,3 :1.
POTENCIA MÁXIMA 26,6 HP / 10.000 r.p.m.
PAR MOTOR MÁXIMO 21,04 Nm / 8.000 r.p.m.
ENFRIAMIENTO ACEITE.  
TRANSMISIÓN 5 velocidades, con clutch.
EMBRAGUE Multidisco en baño de aceite.
TRANSMISIÓN SECUNDARIA Cadena.
SISTEMA DE ARRANQUE Eléctrico.
ALIMENTACIÓN Inyección electrónica.
CAJA DE CAMBIOS 5 velocidades.
CHASIS Doble cuna de acero.
SUSPENSIÓN DELANTERA Horquilla telescópica.
DÍAMETRO BARRAS 41 mm.
SUSPENSIÓN TRASERA Amortiguador oscilante progresivo hidráulico.
FRENO DELANTERO Doble disco semi-flotante con pinza de dos pistones.
DIÁMETRO 300 mm.
FRENO TRASERO Disco con pinza de dos pistones.
DIÁMETRO 230 mm.
LLANTA DELANTERA 110/70-17 54H.
LLANTA TRASERA 150/70-17 69H.
LONGITUD TOTAL 2.095 mm.
ANCHO TOTAL. 720 mm
DISTANCIA ENTRE EJES 1.435 mm.
ALTURA TOTAL 1.125 mm.
ALTURA ASIENTO 830 mm.
CAPACIDAD DE TANQUE 4.5 galones.
PESO SECO 188 Kg.

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar

pantalon-para-motociclistas-jaque-mate-publimotos