Bielas TKRJ Japón - Jotapartes

BMW R Nine T

Alto cilindraje
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Qué mejor manera de celebrar 90 años de estar en el mundo de las motos que elaborando una maquina.

Por donde pasa  la BMW R nineT, siempre llama la atención por el diseño, el sonido y estilo singular.

Un poco de historia

Desde que en 1923, Max Friz y Martín Stolle desarrollaron la primera motocicleta BMW, la R32, han pasado muchas cosas y la tecnología evolucionó de manera sorprendente, pero la pasión de conducir una motocicleta sigue siendo un imán potente para los amantes de las emociones y la adrenalina. Qué mejor manera de celebrar 90 años de estar en el mundo de las motos que elaborando un máquina única y especial. Es así como el fabricante bávaro dio a luz la BMW R nineT, un modelo roadster conmemorativo con estilo retro que aprovecha en parte  lo mejor de la tecnología disponible, conservando la simplicidad mecánica y de su funcionamiento, lo que también recuerda a una de las motos más emblemáticas: la R90, la cual se fabricó entre 1973 y 1976.

BMW R32

 

BMW R90

BMW R nine T

La BMW R nineT, es una máquina muy atractiva, con un imponente depósito en aluminio de 18 litros y placas de aluminio pulido montadas a cada lado, además de la entrada de aire al lado derecho, que lleva el distintivo nineT, atrayendo la atención de inmediato. Al frente un gran faro redondo que  denota simplicidad e imponencia. Por su parte el tablero de instrumentos está basado en dos relojes, uno para las revoluciones y el otro para el cuentaquilómetros, en medio hay una pantalla de LCD para suministrar la demás información de manera básica. También vemos los emblemas de BMW en diferentes lugares puestos con mucho cuidado y buen gusto: dentro de la farola, en el sillín, en el soporte del manillar y en los accesorios; así como una placa especial en el marco, en la cabeza de la dirección, como en los viejos tiempos.

En palabras de Stephan Schaller Presidente de BMW Motorrad: “la BMW R nineT capta la esencia de 90 años de la fascinación de BMW Motorrad. Combina el concepto de una roadster pura y clásica de motor bóxer con tecnología innovadora para crear una motocicleta con una alta percepción emocional”.

Con una altura muy bien lograda tanto para el piloto, como la misma elevación del suelo, la nineT genera de entrada la sensación de ser una motocicleta muy manejable. Es poseedora de una estética retro y limpia donde cada elemento tiene una razón de ser, además de permitir múltiples opciones de personalización, esa es la esencia de la R nine T. El fabricante igualmente pone a disposición de los propietarios una gama de accesorios originales con un atractivo diseño muy al estilo BMW, son piezas exclusivas que con seguridad harán cada máquina única.

Uno de los puntos que más nos llamó la atención al verla, es que no cuenta con la tradicional suspensión telelever, en cambio nos encontramos con una suspensión invertida con barras de 46 mm, de color dorado anodizado, muy parecida a la que lleva la S 1000 R, pero sin opciones de regulación, lo que obligo a los ingenieros a crear un chasis modular con tubos de acero totalmente nuevo para la R nineT, el cual utiliza el motor como parte auto portante.

En la parte posterior usa una suspensión BMW Paralever con montante central. Este chasis se divide en cuatro módulos: el delantero principal, el trasero principal, el posterior superior y el módulo para el acompañante, este último puede ser removido para cambiar la apariencia de la moto.

La BMW R nineT esta propulsada por un motor bóxer de 1.200cc, con un par de cilindros de 101 mm de diámetro y 73 mm de carrera que ofrece un diseño único y un sonido robusto. Es refrigerado por aire y aceite y no usa ningún ventilador.

La potencia máxima que entrega es de 110 CV a 7.750 rpm y su par motor es de 119 Nm a 6.000 rpm. Con un peso de 222 kg con tanque lleno, es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 3.6 segundos y alcanzar una velocidad máxima superior a los 200 km/h.

Nuestras sensaciones

Al ponernos en marcha el sonido del motor es algo que enamora inmediatamente, BMW y Akrapovič lograron crear una sinfonía potente sin ser estridente, igualmente sentimos las vibraciones típicas de un motor bóxer de la penúltima versión. Al abrir el puño del acelerador se siente una respuesta inmediata y se disfruta la conducción, no se necesita mucho tiempo para uno adaptarse a la moto y sentirse a gusto manejándola.

Desde las 3.000 rpm el motor bóxer empieza responder muy bien, y a pesar de su gran tamaño no se siente para nada pesado, incluso es ágil para movernos entre el tráfico de la ciudad. La caja de 6 marchas engrana de manera fácil y trasmite con suavidad la potencia al cardán, haciendo muy cómoda la conducción.

Al estar sobre ella durante un largo rato en carretera, después de una hora de manejo continuo aproximadamente, se empieza a sentir algo de incomodidad, ya que el sillín fue pensado para un uso más deportivo y de cortos recorridos, así que el abullonado nos va pasando la factura. Igualmente sucede con la posición de las piernas que después de un par de horas genera cierta fatiga.

El comportamiento en carretera es sorprendente, salimos con la BMW nineT en un recorrido que nos llevó desde Bogotá hasta Armenia, en el Quindío, así que tuvimos la oportunidad de sentirla en diferentes terrenos, como las largas rectas entre Melgar e Ibagué, donde la moto fue muy rápida, alcanzando los 210km/hora. Sin embargo, ante la ausencia de carenaje, desde los 140 km/h se empieza a sentir algo de turbulencia. Ya al llegar a la montaña en los asensos sinuosos, el comportamiento y la respuesta son bastante buenos, se deja tender con mucha tranquilidad permitiendo entrar con mucha seguridad a las curvas y enlazarlas con bastante agilidad, esto gracias al buen trabajo de ingeniería al mantener los pesos centralizados y muy bajos, siempre encontramos potencia suficiente en el acelerador para sobrepasar vehículos sin dificultad. Durante todo el camino el motor bóxer empujó con consistencia.

El sistema de frenos es muy eficiente, sobre todo el delantero equipado con dos discos de 320mm y pinzas Brembo con mordazas monobloque radiales de 4  pistones, el cual es bastante poderoso; por otro lado el freno trasero que cuenta con un disco de 265 mm y mordaza monobloque de 2 pistones, no es tan contundente como una quisiera y el ABS cuando entra en funcionamiento se siente bastante brusco generando una vibración en la palanca.

La suspensión es algo dura y mantiene la moto bien asentada sobre el pavimento, debido a que está pensada y configurada más para una conducción deportiva, que para largos viajes tipo touring, por lo tanto trasmite las irregularidades del camino al piloto algo mas de lo esperado generando fatiga prematura. El monoamortiguador trasero es fácilmente regulable para suavizar o endurecer un poco la cola de la moto.

Al ser una moto concebida para mantener los aspectos técnicos simples, no cuenta con electrónica avanzada, además no se puede manipular ni desconectar el sistema de ABS, es por esto que es el mismo piloto quien debe dosificar el poder de esta nueva café-racer de BMW. Las gomas Metzeler con que viene equipada la nineT ofrecen un grip muy bueno, lo que ayuda al conductor a sentir esa sensación de seguridad en todo momento.

Durante el recorrido de un poco más de 800 kilómetros, el consumo promedió fue de 55.1 Km/galón, exigiéndola bastante y manteniendo el acelerador abierto por largos períodos. Según el fabricante a una velocidad constante de 90km/h, puede llegar a consumir 4.5 litros en 100 kms.

Cuando se exigía la máquina al máximo, al acercarnos a las 6.000 rpm, percibíamos un sonido en el motor el cual no nos pareció normal, luego desaparecia, pero no estuvimos seguros de si era un tema puntual en la motocicleta que tuvimos en prueba. Por otro lado, si estamos manejando con más suavidad y sin exigir la máquina a fondo, este sonido no se percibe y pasa por las 6.000 con mucha tranquilidad.

La nueva BMW nineT únicamente viene en color negro (Black Storm metalizado), con piezas de contraste en color plata y aluminio cepillado.

Precio: $ 52.900.000.

Accesorios originales BMW para personalizarla:

• Mochila para el depósito de combustible.

• Bolsa posterior.

• Láminas acolchadas para apoyar las rodillas en las partes laterales del depósito.

• Recubrimiento de aluminio para la parte posterior del colín, con zona acolchada de apoyo para el piloto.

• Asiento custom con distintivo R nine T.

• Asiento de confort para el acompañante.

• Recubrimiento en fibra de carbono para el motor.

• Guardabarros en fibra de carbono para la rueda delantera.

• Silenciador Akrapovic de titanio.

• Tubo de unión largo, con elemento de sujeción y deflector para silenciador Akrapovic, posición alta.

• Tubo de unión corto, con elemento de sujeción para silenciador Akrapovic, posición baja.

• Elemento de sujeción para el silenciador Akrapovic de serie o edición especial (posición baja), para cuando se desmonte el asiento del pasajero.

• Alarma antirrobo (DWA).

• Puños calefactables.

• Luces direccionales en LED.

• Elemento de fijación para BMW Navegador, con conexión a la red de a bordo.

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar

pantalon-para-motociclistas-jaque-mate-publimotos