Bielas TKRJ Japón - Jotapartes

Kawasaki Z1000

Alto cilindraje
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Son muchas las motocicletas que pasan por nuestro equipo de pruebas, algunas recientes, otras no tanto, pero hay modelos que desde su anuncio se convierten en objeto del deseo de todos los miembros de la editorial.

Y lo son aún más tras  ‘robarse el show’ en uno de los principales salones del mundo donde se les rinde tributo: el EICMA de Milán.

 

Auteco trae a Colombia la más reciente creación de Kawasaki en el segmento Maxi Naked, una fórmula tan bella como ‘bestia’, diseñada para transmitir nuevas sensaciones y un fuerte impacto visual.

Aunque la primera Z1000 montaba el motor de la ZX9R de 2003, la nueva Kawasaki ha sido desarrollada con carácter propio y una estética actual tipo manga japonesa, que recuerda el estilo ‘transformers’. Una moto de altas prestaciones que se integra con el piloto para transmitir agilidad, control,  un mejor comportamiento y versatilidad para su uso en la ciudad o carretera.

Bajo su nueva forma -que ha sido actualizada completamente frente al modelo anterior- los ingenieros de Kawasaki han creado una máquina única, valiéndose de la tecnología y experiencia de la marca de Akhasi. La Z1000 no es una deportiva sin carenajes, es una naked fabricada para satisfacer las necesidades reales del conductor actual. De ahí su alta versatilidad y maniobrabilidad, ya que a pesar de contar con un propulsor de 1.043 centímetros cúbicos, se comporta como una 600, no en prestaciones sino en agilidad.


El diseño de la Z1000 sobresale por elementos y detalles como la doble óptica principal (afilada, en medio de un pequeño carenaje rematado con una cúpula plástica en acabado negro mate), dos extensiones a los lados del depósito de combustible que alojan las direccionales en cristal transparente y sobre ellas las tomas de aire para la caja filtro. Bajo el motor, aparece una quilla que le confiere un aspecto deportivo.

Sin duda, una característica exclusiva de la Z1000 es la configuración de sus escapes (dos a cada lado), en un conjunto muy corto en acabado cromado, que emite un agradable sonido en perfecto acorde con el propulsor. El grupo posterior está conformado por un stop en leds integrado en el colín y las direccionales tipo diamante en cristal transparente a los lados del portaplaca, pero es el ancho de su llanta trasera (190), la que aporta el toque deportivo, robusto y musculoso.
Su impactante belleza se integra perfectamente con el piloto: asiento bajo de buen mullido, el manilar alto y cerca, y los ‘posapies’ derivados de la ZX 10 R (un poco elevados), conforman un triángulo ergonómico que garantiza una posición descansada. Además, el ancho tanque es abrazado con las piernas, aportando  control total de este ejemplar en marcha.

Como buena representante del segmento naked, pero de carácter deportivo, la segunda plaza es reducida y alta. El acompañante tiene que inclinarse hacia adelante y apoyarse en el depósito para lograr una posición ‘cómoda’ que le permita hacer algunos kilómetros sobre ella. Sin embargo, la asombrosa estética de la Z1000 garantiza una buena compañía a pesar del escaso confort.

La información se entrega en una pantalla digital ámbar de luz roja de fondo, donde se registran datos como velocidad, revoluciones, nivel de combustible, hora y cuenta kilómetros parcial. Abajo del cuadro de instrumentos, están los testigos de luz alta, neutro, refrigerante y presión de aceite.

Es difícil creer que una motocicleta que esconde tantos caballos, sea accesible, ágil, maniobrable y cómoda. Su corazón es un tetracilíndrico en línea de 4 tiempos de 1.043 cc alimentado por inyección electrónica, DOHC de 16 válvulas capaz de producir 138 Cv a  9.600 rpm, una cifra alta que se entrega de manera suave y noble, algo que no se encuentra comúnmente entre las de su especie. 

Cuenta con una caja de seis velocidades de desarrollo corto que se puede aprovechar en la ciudad, y una respuesta rápida en bajas revoluciones eficiente en cualquier marcha. No obstante, el rugir de su entraña demuestra que se esconde una bestia dispuesta a salir. 

El chasis en aluminio es 30 % más rígido que en el modelo anterior y el tarado de sus suspensiones en más duro. Esto sumado al mejor reparto de pesos transmite al piloto una sensación de agilidad, ya que ella hace lo que el conductor desea. 

Desde que la montamos nos sentimos parte de ella, como si fuera una extensión de nuestro cuerpo: es fácil realizar cambios de dirección, moverse en el tráfico y tomar curvas con precisión, gracias también al excelente sistema de frenos conformado adelante por dos discos lobulados de 300 mm semiflotantes con pinzas radiales de cuatro pistones opuestos y atrás un disco de 250 mm de pistón simple.

Al ir muy rápido, la regulación de serie de la horquilla delantera se queda algo blanda y puede llegar a hacer tope. Lógicamente es regulable en tres posiciones y de acuerdo con nuestro estilo de conducción se puede ajustar.  Atrás el monoamortiguador puede dar la sensación de ‘rebotar’ sobre terreno irregular, pero es algo que se nota solo cuando se exige demasiado y las condiciones de la vía no son las mejores.

La Z1000 es ingeniosamente adictiva, los 138 Cv responden en cualquier marcha y en todo régimen, haciendo casi innecesario llevar el cuentarrevoluciones hasta la zona de corte de encendido (11.500 rpm). La poca distancia entre sus seis cambios permiten disfrutar todo tipo de vías, aprovechando su equilibrada parte ciclo, ya que la potencia se otorga de manera continua, sin saltos, sin llegar a ser brusca, y mostrándose siempre más que suficiente. 

Solo hay que tener cuidado con la reducción de marchas, porque este modelo no cuenta con embrague antibloqueo. Las vibraciones son casi imperceptibles en todo régimen, gracias a un segundo eje de balance montado en el cigüeñal. En teoría, las vibraciones se minimizan en alto régimen (sobre las 9000 rpm), cuando se conduce de manera deportiva, algo que no alcanzamos a comprobar. Lo que sí cuestionamos es su poca autonomía, pues se llena a tope con 15 litros de gasolina y rinde un promedio de 55 km/galón, lo que escasamente permite hacer recorridos de 220 km sin visitar la gasolinera.

La experiencia de Kawasaki se evidencia en la nueva Z1000, increíblemente briosa y suficientemente potente, perfecta para la ciudad, la carretera, o unas vueltas en el circuito, con unas prestaciones de sobra para las necesidades de su dueño en una estética acertada.

Comentario del Director

Cuando se habla de una máquina de alta potencia y con rasgos deportivos, se relacionan prestaciones, agresividad, en muchos casos brusquedad en el cambio de marchas y hasta golpeteo. En contrasentido, un rango de potencia que es pobre en bajas y responde en medias y altas, o viceversa. Tuve la oportunidad de montar esta KAWASAKI Z1000, que de antemano les digo, cuando la aprecié por primera vez hace un par de meses en una rodada con algunos amigos, atrajo de manera especial mi atención. Todo su conjunto y frontal, y la altura que alcanza el depósito en  la parte central, me recordó a algunos reptiles que cuando se sienten amenazados se recogen y disponen a atacar. Además me gustó la combinación de colores que es totalmente diferente a lo que uno encuentra en este tipo de máquinas. Las sensaciones al conducirla son sorprendentes, una respuesta al acelerador muy suave pero sin dejar de ser contundente en todos sus rangos, unas marchas más silenciosas y fáciles de accionar, a cierta velocidad algo de inestabilidad en la dirección como si le faltara un estabilizador en la misma, un sonido que no la hace pasar desapercibida, pero que tampoco incomoda, por el contrario es agradable. Un equilibrio muy bien logrado entre la parte ciclo y suspensión que se percibe en ese placer al conducirla en la vía con trazados y curvas exigentes, en fin, esta KAWASAKI Z1000 ya se convirtió en el sueño para muchos colombianos, que si bien lo primero que los atrae es el precio, ya por los comentarios que hay en foros sobre sus prestaciones y sensaciones se convirtió en el objeto aspiracional que muchos ven a su alcance.

Ficha técnica

 

 

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar

pantalon-para-motociclistas-jaque-mate-publimotos