Ligera, compacta y con un potencial sin límites para la aventura, está diseñada para todos aquellos que buscan prestaciones de alta calidad, dinamismo, maniobrabilidad, imponencia a un precio razonable; todo esto la hacen una moto ideal para principiantes de la gama, ya que a excepción de sus hermanas mayores, la 1190, 1190R y la 1290 Super adventure, cuenta con  un equipamiento menos robusto y electrónica limitada. Sin embargo logró un conjunto equilibrado, un comportamiento dinámico y seguro; valores vanguardistas de la marca KTM.

Prueba KTM 1050 Adventure