La Joymax Confort 300i ofrece una conducción cómoda y relajada, permite llevar los pies estirados o algo más atrasados, los brazos quedan en una posición natural, gracias al manilar de tamaño medio, el cual es muy confortable y está recubierto con una pieza plástica; el asiento es generoso en cuanto a tamaño, volumen y densidad; tiene con una rejilla en el caballete frontal, que deja pasar aire caliente hacia las piernas del piloto, si la dejamos abierta; un detalle que se aprecia más en días fríos.